Cardiomiopatía

¿Qué es la cardiomiopatía?

La cardiomiopatía es una enfermedad de los músculos del corazón. Hace que los músculos del corazón se agranden. El espesor y la rigidez adicionales de estos músculos pueden debilitar su corazón con el tiempo. Un corazón débil no puede bombear sangre con facilidad. Cuando el corazón tiene dificultades para bombear sangre, puede causar latidos irregulares en el corazón. También puede causar problemas en las válvulas cardíacas e incluso insuficiencia cardíaca.

Las personas de todas las edades y razas pueden padecer cardiomiopatía.

En raras ocasiones, la cardiomiopatía puede ocurrir durante el último trimestre del embarazo o los primeros meses después de tener un bebé.

Síntomas de la cardiomiopatía

Los síntomas de la cardiomiopatía pueden ser iguales a los de una insuficiencia cardíaca. Estos son algunos de ellos:

  • dificultad para respirar;
  • fatiga;
  • tos;
  • dificultad para respirar, especialmente mientras se está acostado;
  • edema (hinchazón) de los pies, tobillos y piernas;
  • distensión abdominal;
  • dolor de pecho;
  • vértigo, mareos y desmayos.

¿Qué causa la cardiomiopatía?

La cardiomiopatía puede tener muchas causas. Puede ser causada por:

  • enfermedad de las arterias coronarias (arterias bloqueadas);
  • hipertensión arterial;
  • infecciones;
  • ciertos medicamentos;
  • diabetes;
  • trastornos de la tiroides;
  • abuso de alcohol.

¿Cómo se diagnostica la cardiomiopatía?

Su médico le preguntará acerca de sus antecedentes médicos personales y familiares. Es importante informar a su médico si alguien en su familia padece cardiomiopatía u otra forma de enfermedad cardíaca. Algunas de estas condiciones pueden ser hereditarias. Su médico puede hacer pruebas para ver si usted está en riesgo.

Además, su médico le examinará. Él o ella pueden realizar algunas pruebas en su corazón y sangre.

¿Se puede prevenir o evitar la cardiomiopatía?

La cardiomiopatía puede ser hereditaria (se da en la misma familia). No se puede evitar que este tipo de cardiomiopatía. Pero usted puede tomar decisiones de vida saludables para reducir el riesgo de complicaciones asociadas a la cardiomiopatía.

También puede desarrollar cardiomiopatía como resultado de otra enfermedad o afección. A veces, el tratamiento temprano de la enfermedad que puede ayudar a prevenir el desarrollo de cardiomiopatía.

A pesar de que no siempre se puede prevenir la cardiomiopatía, se pueden hacer cosas para reducir la probabilidad de sufrir complicaciones relacionadas con la enfermedad. De acuerdo con el Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre, usted debe:

  • Evitar el uso de alcohol y drogas ilegales.
  • Dormir y descansar lo suficiente.
  • Escoger alimentos saludables para el corazón.
  • Hacer ejercicio o mantenerse físicamente activo.
  • Dejar de fumar.
  • Manejar el estrés.

Tratamiento de la cardiomiopatía

El tratamiento depende de la causa de su cardiomiopatía. Por ejemplo, si usted tiene presión arterial alta, el médico podría recetar un medicamento para ayudar a controlarla.

Si usted fuma o bebe alcohol, su médico probablemente le aconsejará que deje de fumar. Puede que tenga que bajar de peso si tiene sobrepeso u obesidad. La actividad física es una parte importante de un estilo de vida saludable. No obstante, debería consultar al médico antes de comenzar un programa de ejercicios.

Su médico puede recetarle medicamentos para tratar la cardiomiopatía. Él o ella también pueden sugerir que consuma solo 2.300 mg de sal, o menos, por día. El consumo de sodio está vinculado a la presión arterial alta y la enfermedad cardíaca.

Si usted tiene insuficiencia cardíaca, es posible que necesite un pequeño dispositivo como un marcapasos para ayudar a que el corazón trabaje de manera correcta. Necesitará una cirugía para colocar el dispositivo en su cuerpo.

En casos graves, una persona que sufre de cardiomiopatía puede necesitar un trasplante de corazón. Un cardiólogo (especialista del corazón) puede ayudarlo a usted y a su médico a tomar esta decisión.

Vivir con cardiomiopatía

Algunas personas que sufren de cardiomiopatía tienen síntomas leves o ningún síntoma en absoluto. Si usted pertenece a esta categoría, puede que no necesite tratamiento. Hable con su médico sobre cómo controlar su enfermedad.

Si usted tiene síntomas moderados o graves, trabaje con su médico para controlarlos. Realice cambios recomendados en su estilo de vida. Tome los medicamentos recetados por su médico. Hacer estas cosas puede ayudar a controlar sus síntomas e incluso prevenir que la enfermedad empeore.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable de mi cardiomiopatía?
  • Si otra condición es la causa de mi cardiomiopatía, ¿se curarán mis síntomas si trato dicha condición?
  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento? ¿Tomar medicamentos? ¿Cirugía?
  • ¿Debo realizar algún cambio en mi estilo de vida?
  • ¿Estoy en riesgo de sufrir insuficiencia cardíaca?
  • ¿Necesitaré un trasplante de corazón?