Linfoma no Hodgkin

¿Qué es el linfoma no Hodgkin?

El linfoma no Hodgkin es un tipo de cáncer. Si tiene un linfoma no Hodgkin, sus glóbulos blancos se vuelven anormales. El cáncer comienza en el sistema linfático del cuerpo. Esto incluye los ganglios linfáticos, el bazo y otros órganos. Estos componen el sistema inmunológico. Los ganglios linfáticos ayudan al cuerpo a combatir las infecciones. Eliminan el líquido, los desechos y las células malas del cuerpo. El linfoma no Hodgkin también puede desarrollarse en la médula ósea y en la sangre. Existen dos tipos de linfoma no Hodgkin: Células B y células T. El tratamiento y el pronóstico dependen del tipo.

Síntomas del linfoma no Hodgkin

Los posibles síntomas incluyen:

  • inflamación de los ganglios linfáticos en el cuello, axila o ingle;
  • pérdida de peso notable e inexplicable;
  • fiebre;
  • sudoración nocturna abundante;
  • dolor en el pecho, disnea y tos;
  • fatiga;
  • dolor de estómago o distensión abdominal.

¿Qué causa el linfoma no Hodgkin?

Se desconoce la causa exacta de la mayoría de los linfomas. La mayoría de los linfomas se desarrollan en un tipo de glóbulo blanco. Se llama linfocito B, o célula B. Con el linfoma no Hodgkin, el cuerpo produce demasiados glóbulos blancos. Normalmente, los glóbulos blancos mueren y se desarrollan nuevos. Cuando usted tiene un linfoma no Hodgkin, los glóbulos blancos no mueren. Crecen sin control. Los médicos creen esto que contribuye al cáncer.

Los médicos han identificado ciertos factores de riesgo para el linfoma no Hodgkin. Las personas con sistemas inmunológicos debilitados están en mayor riesgo. Esto significa que no tienen capacidad para combatir infecciones. Esto incluye a las personas que han tenido un trasplante de órganos o una infección por VIH. Las personas que tienen síndrome de Down tienen un mayor riesgo. Ciertos virus y sustancias químicas pueden causar la enfermedad. El linfoma no Hodgkin con frecuencia se presenta en personas mayores de 60 años.

¿Cómo se diagnostica el linfoma no Hodgkin?

El médico le hará un examen físico. Buscará y palpará bultos en el cuello, debajo del brazo y alrededor de la ingle. Le preguntará acerca de sus antecedentes clínicos y evaluará su riesgo. El médico probablemente ordene un análisis de sangre. Una pequeña aguja se inserta en la vena del brazo y se extrae una pequeña muestra de sangre. La sangre se enviará a un laboratorio. El laboratorio examinará su hemograma.

Si el médico encuentra un bulto, puede ordenar un diagnóstico por imágenes (similar a una radiografía). Esto podría incluir una IRM (imagen por resonancia magnética), TC (tomografía computarizada) o TEP (tomografía por emisión de positrones). Se podría usar una ecografía para ver dentro del cuerpo. Esta prueba usa una varilla para moverse alrededor del área en cuestión. Crea imágenes a partir de ondas de sonido a medida que se mueve a través de su cuerpo.

Para diagnosticar (o descartar) un linfoma, el médico puede ordenar una biopsia. Se inserta una aguja en el bulto para extraer una pequeña cantidad de tejido. Es posible que el médico le administre medicamentos para que esté dormido durante el procedimiento. Si la biopsia es menor, es posible que le administren medicamentos para relajarlo durante el procedimiento. Todas estas pruebas le dan a su médico información sobre el tipo, la etapa y la gravedad de la enfermedad.

¿Se puede prevenir o evitar el linfoma no Hodgkin?

La prevención es útil para ciertos factores de riesgo. Por ejemplo, reduzca su exposición al VIH practicando sexo seguro. Reduzca su riesgo de exposición química a lo largo de la vida.

Tratamiento del linfoma no Hodgkin

El plan de tratamiento dependerá de su tipo de linfoma no Hodgkin y la etapa en la que está. Los posibles tratamientos incluyen:

  • quimioterapia;
  • inmunoterapia (medicamento diseñado para estimular su sistema inmunológico para combatir el cáncer);
  • terapia dirigida (medicamentos dirigidos a sus genes y proteínas);
  • radiación;
  • trasplante de células madre.

Si no se trata, la enfermedad llevará a la muerte. Si rechaza un tratamiento que le salvará la vida, puede optar por recibir apoyo de cuidados paliativos (un equipo médico que controla sus síntomas y su dolor). Más tarde, el hospicio puede brindar apoyo en los últimos 6 meses para ayudarlo a administrar su calidad de vida.

Vivir con linfoma no Hodgkin

Vivir con un linfoma no Hodgkin depende de varios factores:

  • etapa de su enfermedad;
  • tipo de tratamiento que recibe;
  • su pronóstico;
  • si elige tratarse o no.

Si elige someterse a un tratamiento, los enfoques comunes, como la quimioterapia y la radiación, tienen efectos secundarios significativos.

  • La quimioterapia puede causar náuseas y fatiga. Puede causar infecciones, llagas en la boca y pérdida de cabello.
  • La radiación puede causar problemas similares. Esto incluye quemaduras en la piel cerca del área a tratar. También puede causar cambios en el recuento de glóbulos.
  • Los efectos secundarios de la inmunoterapia incluyen fiebre, escalofríos y náuseas. Los efectos secundarios más graves incluyen hepatitis y lesiones en el páncreas.
  • Los efectos secundarios de la terapia dirigida incluyen presión arterial alta, hemorragias y dificultades de coagulación sanguínea. Eso depende del tipo de medicamento utilizado. Además, puede incluir demora en la cicatrización, daño cardíaco, inflamación y problemas autoinmunes (cuando el cuerpo ataca su sistema inmunológico). El efecto secundario más importante de la terapia dirigida son los problemas cutáneos. Esto puede ir desde un sarpullido hasta picazón y piel seca.
  • Los efectos secundarios del trasplante de células madre incluyen náuseas, infección, dolor en la boca y garganta y hemorragias. Los problemas más graves incluyen el rechazo a las células madre, donde el cuerpo ataca las células más nuevas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Es bueno el pronóstico si se diagnostica temprano?
  • ¿Existe una versión del linfoma no Hodgkin en niños?
  • ¿La enfermedad es hereditaria?
  • ¿Puede la enfermedad propagarse más allá de los ganglios linfáticos?
  • ¿Qué virus conducen al linfoma no Hodgkin?
  • ¿Qué sustancias químicas causan el linfoma no Hodgkin?