Lesión de la médula espinal

Lesión de la médula espinal

Descripción general

¿Qué es la médula espinal y qué hace?

La médula espinal está constituida por nervios y células nerviosas que llevan mensajes del cerebro a diferentes partes del cuerpo. La médula espinal va desde la base del cerebro hasta la cintura. Está protegida por la espina dorsal, los anillos huesudos de la espalda (que también se llaman vértebras) que constituyen la columna vertebral.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas de una lesión de la médula espinal?

Los síntomas de una lesión de la médula espinal dependen de dónde ocurrió el daño y de si la lesión es completa o incompleta. Si hay una pérdida total del control muscular y de la sensibilidad (sensación), entonces la lesión se llama completa. Si hay un poco de control muscular y sensibilidad la lesión se llama incompleta. Las lesiones que se producen más arriba de la médula espinal, por lo general, tienen como consecuencia síntomas más graves.

Lo que usted debe saber en una emergencia

Luego de un accidente traumático, los signos inmediatos de lesión de la médula espinal pueden incluir dolor, debilidad, entumecimiento, parálisis, confusión, mareos y dificultad para respirar. Si usted cree que alguien tiene una lesión en la cabeza, en el cuello o en la espalda, esto es lo que debe hacer:

  • Llame al 911.
  • No mueva a la persona lesionada.
  • Enrolle mantas o toallas y colóquelas en ambos lados de la cabeza de la persona, o sostenga la cabeza de la persona entre sus manos. Intente mantener la cabeza y el cuello de la persona quietos.
  • Administre los primeros auxilios que sean necesarios, como la reanimación cardiopulmonar (CPR, por sus siglas en inglés) o la aplicación de presión a la herida, pero asegúrese de mantener inmóviles la cabeza y el cuello de la persona.

La parálisis es uno de los síntomas más communes de la lesión de la médula espinal. La parálisis es una pérdida de la capacidad de mover una parte del cuerpo. Cuando esto sucede, es posible que tampoco haya sensación o que haya una sensación limitada en el área paralizada. Si las vértebras en el área del cuello están dañadas, los brazos, el pecho y las piernas pueden estar paralizados, así como también los músculos que controlan la respiración. El daño a las vértebras en el área del pecho o de la parte baja de la espalda puede resultar en la parálisis del pecho y de las piernas.

Otros síntomas de la lesión de la médula espinal incluyen:

  • Pérdida del control del intestino y de la vejiga.
  • Disfunción sexual.
  • Entumecimiento.
  • Espasticidad.
  • Dolor.

Causas y factores de riesgo

¿Cómo se produce una lesión de la médula espinal?

Una lesión traumática de la médula espinal se produce cuando hay un golpe fuerte a la columna vertebral que daña la médula espinal, las vértebras o el tejido que la rodean, lo que puede comprimir la médula. Este tipo de lesión puede ser la consecuencia de un accidente de automóvil, una lesión deportiva, una caída o de una agresión (como un disparo o una herida de cuchillo). A veces, se puede producir daño adicional en los días siguientes al accidente, ya que el sangrado, la acumulación de líquidos y la hinchazón en la columna vertebral pueden ejercer más presión sobre la médula.

Una lesión de la médula espinal también puede estar provocada por una enfermedad, como la artritis o la polio. Otros factores de riesgo, como la osteoporosis o el envejecimiento, pueden debilitar la columna vertebral, y esto lo hará más propenso a las lesiones de la médula espinal. La espina bífida (“espina hendida”) es un defecto de nacimiento que puede actuar como una lesión de la médula espinal.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo se diagnostica una lesión de la médula espinal?

Si el médico cree que usted tiene una posible lesión de la médula espinal, lo mantendrán inmóvil (incapaz de moverse) mientras se realizan pruebas en el hospital. Es posible que le hagan una radiografía, tomografía computarizada (CT, por sus siglas en inglés) o resonancia magnética (MRI, por sus siglas en inglés). Estas pruebas toman imágenes de las vértebras y pueden mostrarle a su médico si hay algún daño. Su médico también realizará un examen neurológico para determinar cuán grave es la lesión. Durante el examen neurológico, su médico verá cuánto control muscular tiene y si puede o no sentir diferentes sensaciones. Todas estas pruebas ayudarán a su médico a determinar el nivel y el grado de la lesión.

Tratamiento

¿Cómo se diagnostica una lesión de la médula espinal?

Si el médico cree que usted tiene una posible lesión de la médula espinal, lo mantendrán inmóvil (incapaz de moverse) mientras se realizan pruebas en el hospital. Es posible que le hagan una radiografía, tomografía computarizada (CT) o resonancia magnética (MRI). Estas pruebas toman imágenes de las vértebras y pueden mostrarle a su médico si hay algún daño. Su médico también realizará un examen neurológico para determinar cuán grave es la lesión. Durante el examen neurológico, su médico verá cuánto control muscular tiene y si puede o no sentir diferentes sensaciones. Todas estas pruebas ayudarán a su médico a determinar el nivel y el grado de la lesión.

¿Cómo se trata una lesión de la médula espinal?

Tratamiento inmediato

Mientras usted está en el hospital, un equipo de médicos decidirá cuál es el mejor curso de tratamiento para su lesión de la médula espinal. Es probable que le den un medicamento que se llama metilprednisolona para reducir la hinchazón y la inflamación en el lugar de la lesión. Es posible que necesite cirugía para extraer hueso o tejido que pueda estar presionando la médula espinal o para estabilizar la columna vertebral. También es posible que lo pongan en tracción, que se utiliza para evitar que la cabeza o todo el cuerpo se muevan mientras se estabiliza la columna.

Tratamiento a largo plazo

Después de que la columna vertebral ha sido estabilizada, su médico hablará con usted sobre los tipos de tratamiento a largo plazo que necesitará. Estos tipos de opciones de tratamiento pueden ayudar a prevenir problemas de salud secundarios, como los coágulos de sangre, el encogimiento de los músculos, la pérdida de calcio en los huesos y el adelgazamiento de la piel. Algunas de estas opciones de tratamiento incluyen:

  • Medicamentos: Su médico podría hablar con usted sobre la posibilidad de tomar medicamentos para controlar algunos de los síntomas de una lesión de la médula espinal. La espasticidad muscular, la incontinencia y la disfunción sexual pueden mejorar tomando medicamentos. En forma reciente, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) aprobó el uso de la toxina botulínica para determinados tipos de espasticidad del brazo. La toxina botulínica se inyecta en el músculo para ayudar a detener los espasmos musculares. Asegúrese de hablar con su médico sobre sus síntomas, para que este pueda ayudarlo a encontrar el medicamento que mejor funcionará para usted. Su médico también puede ayudarlo a controlar cualquier dolor que pueda estar teniendo.
  • Fisioterapia: La fisioterapia está conformada por el estiramiento, los ejercicios de fortalecimiento y el entrenamiento muscular. Esto lo ayudará con la flexibilidad, la coordinación y la fuerza en los músculos.
  • Terapia ocupacional: La terapia ocupacional puede ayudarlo a aprender las tareas diarias nuevamente, como bañarse, vestirse, cocinar y escribir. Debido a una lesión de la médula espinal, es posible que el cuerpo haya “olvidado” cómo hacer estas tareas. Un terapeuta ocupacional también puede enseñarle más sobre la lesión y sobre cómo prevenir problemas de salud secundarios.
  • Tratamientos experimentales: Los médicos y los investigadores están trabajando arduamente para encontrar una cura para las lesiones de la médula espinal. Asegúrese de hablar con su médico sobre los tratamientos experimentales o nuevos que podrían estar disponibles.

¿Me puedo recuperar de una lesión de la médula espinal?

Su recuperación dependerá de cuán grave es la lesión. La mayor parte de la recuperación se realizará dentro de los primeros 6 meses después de la lesión. Sin embargo, algunas personas continuarán progresando más allá de este tiempo. Su médico lo ayudará a determinar cómo será su recuperación y cuánto tiempo podría tardar.

Recuerde que las personas que tienen lesiones de la médula espinal pueden tener vidas plenas y felices. Tienen trabajos, se casan y tienen hijos. Participan en deportes, van al cine y a conciertos, y conducen automóviles. La investigación médica continua está constantemente brindando nuevas opciones de tratamiento y tecnologías, que tienen como objetivo encontrar una cura para las lesiones de la médula espinal.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cómo será mi vida después de una lesión de la médula espinal?
  • ¿Qué terapias experimentales están disponibles para las lesiones de la médula espinal?
  • ¿Sanará mi lesión de la médula espinal? ¿Cuánta sensación y movimiento puedo esperar recuperar?
  • ¿Cómo afectará mi salud una lesión de la médula espinal? ¿Estoy en riesgo de tener otras afecciones de la salud?
  • ¿Puede recomendarme un grupo de apoyo para personas con lesiones de la médula espinal?

Bibliografia

Acute spinal cord injury by Young W (Rutgers University W.M. Keck Center for Collaborative Neuroscience junio 16, 2010, http://sci.rutgers.edu/dynarticles/AcuteSCI.pdf)

Spinal Cord Injury Resource Center. Spinal cord 101. Accessed junio 15, 2010

Spinal Cord Injury Information Network. Understanding spinal cord injury and functional goals. Accessed junio 16, 2010

Mayo Foundation for Medical Education and Research. Spinal cord injury. Accessed junio 15, 2010

National Institute of Neurological Disorders and Stroke. NINDS spinal cord injury information page. Accessed junio 15, 2010