Hipopituitarismo

¿Qué es el hipopituitarismo?

El hipopituitarismo es un trastorno en el que su cuerpo no produce suficientes hormonas pituitarias. La glándula pituitaria es una pequeña glándula en forma de frijol en la base de su cerebro. Desempeña un papel en el control del sistema endocrino de su cuerpo. El sistema endocrino es un grupo de glándulas que producen y secretan hormonas para regular los procesos de su cuerpo.

En el hipopituitarismo, la glándula pituitaria no produce o no produce suficiente de una o más de sus hormonas. Cuando su glándula pituitaria no produce suficientes hormonas, las funciones de su cuerpo se ven afectadas.

La glándula pituitaria es responsable de liberar:

  • Hormona adrenocorticotropa (ACTH). Esta hormona estimula las glándulas suprarrenales para producir cortisol y otras hormonas para ayudar a su cuerpo a lidiar con el estrés.
  • Hormona antidiurética. Esta controla la producción de orina.
  • Hormona estimuladora folicular. Funciona con la hormona luteinizante para estimular la producción de esperma en los hombres. Estimula el desarrollo del huevo y la ovulación en las mujeres.
  • Hormona de crecimiento. Controla el crecimiento óseo y tisular. También mantiene el equilibrio de grasa y tejido muscular en el cuerpo.
  • Hormona luteinizante. Controla la producción de testosterona en los hombres y el estrógeno en las mujeres.
  • Prolactina. Controla el desarrollo de los senos y la producción de leche materna en las mujeres.
  • Hormona estimulante de la tiroides. Estimula la glándula tiroides para que produzca otras hormonas que regulan el metabolismo de su cuerpo.

¿Cuáles son los síntomas del hipopituitarismo?

Es posible que los síntomas del hipopituitarismo aparezcan de repente. Pero es mucho más común que se desarrollen con el tiempo. Debido a esto, a menudo se pasan por alto durante meses o años.

Los posibles síntomas incluyen:

  • malestar abdominal
  • estreñimiento
  • hinchazón facial
  • fatiga
  • dolores de cabeza
  • voz ronca
  • presión arterial baja
  • pérdida del apetito
  • pérdida de vello en las axilas y el vello púbico
  • debilidad muscular
  • náuseas
  • sensibilidad al frío o dificultad para mantenerse caliente
  • rigidez en las articulaciones
  • sed y exceso de orina
  • pérdida o aumento involuntario de peso
  • problemas de la vista.

Los hombres también pueden experimentar:

  • disfunción eréctil.
  • disminución del vello facial o corporal.
  • pérdida de interés en la actividad sexual.

Las mujeres también pueden experimentar:

  • Incapacidad para producir leche para la lactancia.
  • Infertilidad.
  • Períodos menstruales irregulares o detenidos.

Los niños también pueden experimentar:

  • Retraso en el crecimiento, que puede resultar en baja estatura.
  • Retraso en el desarrollo sexual.

Debería ver a un médico de inmediato si ciertos síntomas de hipopituitarismo se desarrollan repentinamente. Estos son algunos de ellos:

  • fuerte dolor de cabeza
  • problemas sexuales
  • confusión
  • caída en la presión arterial.

Estos síntomas podrían ser un signo de sangrado repentino en la pituitaria. Esto se llama apoplejía hipofisaria, que es una afección grave.

¿Cuáles son las causas del hipopituitarismo?

El hipopituitarismo es comúnmente causado por un tumor en la glándula pituitaria. Un tumor puede apretar la glándula pituitaria a medida que crece, lo que puede causar daños. Un tumor pituitario también puede ejercer presión sobre los nervios ópticos en los ojos y causar problemas visuales.

Otras causas de hipopituitarismo son:

  • tumor cerebral
  • cirugía cerebral
  • lesiones en la cabeza
  • infecciones del cerebro, como la meningitis
  • tratamiento de radiación
  • accidente cerebrovascular
  • tuberculosis
  • enfermedades poco frecuentes, como sarcoidosis e histiocitosis X.

El hipopituitarismo también puede ser causado por enfermedades del hipotálamo. El hipotálamo es una porción del cerebro ubicada justo encima de la glándula pituitaria. Es responsable de producir hormonas que ayudan a que la glándula pituitaria funcione normalmente.

En otros casos, la causa del hipopituitarismo puede ser desconocida.

¿Cómo se diagnostica el hipopituitarismo?

Si tiene síntomas de hipopituitarismo, su médico puede ordenar análisis de sangre para controlar sus niveles hormonales. O su médico puede querer verificar si hay tumores o defectos hipofisarios. Esto se hace mediante una tomografía computarizada (TC) o una resonancia magnética (IRM) de su cerebro. Su médico puede hacerle varias pruebas de visión para ver si su vista está siendo afectada. En los niños, los rayos X pueden medir si los huesos están creciendo normalmente.

Es posible que su médico también quiera que vea a un endocrinólogo. El endocrinólogo es un médico que estudia el sistema endocrino. Es posible que deba ir a una clínica especializada en endocrinología para realizar otras pruebas.

¿Se puede prevenir o evitar el hipopituitarismo?

En la mayoría de los casos, no se puede prevenir este trastorno. Algunos medicamentos pueden suprimir la función de la pituitaria. Esto puede causar hipopituitarismo. Pregúntele a su médico acerca de estos riesgos si está tomando glucocorticoides (como prednisona y dexametasona).

Tratamiento del hipopituitarismo

Su médico primero tratará la afección que causa su hipopituitarismo. Esto puede ayudar a restaurar la capacidad de la glándula pituitaria para producir hormonas.

Si un tumor en la glándula pituitaria está causando su hipopituitarismo, su médico puede recomendarle una cirugía para extirparlo. Le puede recomendar la radioterapia para reducirlo.

A veces, incluso después del tratamiento, su cuerpo no produce suficiente cantidad de una o más hormonas pituitarias. En estos casos, su médico puede recetarle un medicamento de reemplazo hormonal para aumentar la producción de hormonas en su cuerpo.

Los medicamentos de reemplazo hormonal incluyen:

  • Corticosteroides (como prednisona e hidrocortisona). Este medicamento reemplaza las hormonas que faltan debido a una deficiencia de la hormona adrenocorticotropa.
  • Desmopresina (DDAVP). Este medicamento reemplaza las hormonas adrenocoricotrópicas que faltan debido a una deficiencia de hormona antidiurética. También ayuda a reducir la pérdida de agua de su cuerpo a través de la micción frecuente.
  • Hormona de crecimiento (también llamada somatropina). Promueve el crecimiento en los niños y beneficia a los adultos que tienen una deficiencia de la hormona del crecimiento.
  • Reemplaza las hormonas tiroideas que faltan debido a una deficiencia de la hormona estimulante de la tiroides.
  • Hormonas sexuales. Reemplazan la testosterona (en los hombres), el estrógeno (en las mujeres) o una combinación de estrógeno/progesterona (en las mujeres) faltante debido a un problema de la hipófisis.

Si está tomando medicamentos de reemplazo hormonal, es posible que su médico quiera controlar regularmente su nivel de hormonas. Al hacerlo, se asegurará de obtener la cantidad correcta de hormonas de reemplazo.

Si se pone muy enfermo (como si tuviera gripe) o pasa por un momento estresante, su médico puede ajustar la dosis de la hormona de reemplazo que toma (tal como lo haría una glándula pituitaria que funciona normalmente). Es posible que también necesite un ajuste de dosis si queda embarazada o si tiene un cambio significativo en el peso.

Lleve una tarjeta y brazalete de alerta médica en todo momento. De esta manera, los trabajadores médicos de emergencia saben qué tipo de atención necesita en caso de emergencia.

Vivir con hipopituitarismo

Controlar el hipopituitarismo utilizando la terapia de reemplazo hormonal a menudo es exitoso. Solo recuerde que necesitará verificar regularmente con su médico para controlar los niveles de hormonas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable de mi hipopituitarismo?
  • ¿Cuáles son los resultados de mi análisis de sangre/prueba de diagnóstico? ¿Qué significan estos resultados?
  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento? ¿Voy a necesitar cirugía?
  • ¿Qué riesgos están asociados con la cirugía?
  • ¿Voy a tener que tomar medicamentos? ¿Por cuánto tiempo?
  • ¿Estoy en riesgo de tener una emergencia médica? ¿Necesito usar un brazalete de alerta médica?
  • ¿Qué síntomas indicarían que mi afección está empeorando?
  • ¿Estoy en riesgo de sufrir problemas de salud a largo plazo?