Ictericia Infantil

Última actualización octubre 2020 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Deepak S. Patel, MD, FAAFP, FACSM

¿Qué es la ictericia infantil?

La ictericia infantil es común durante los primeros días de vida de un bebé. Es causada por niveles altos de bilirrubina. Esto puede hacer que la piel, los ojos y la boca (debajo de la lengua) de su bebé se pongan amarillos. Si bien el color puede parecer extraño, la ictericia infantil generalmente no es grave.

Síntomas de la ictericia infantil

El síntoma principal de la ictericia es una coloración amarillenta de la piel de su bebé. Busque cambios de color en la piel, el blanco de los ojos y la piel rosada dentro de la boca de su bebé. Si su bebé tiene la piel pálida, debería verse blanca cuando la presiona suavemente con la punta de los dedos. Si la piel se ve amarilla cuando la presiona, su bebé puede tener ictericia. Si su bebé tiene la piel más oscura, puede ser más difícil ver el color amarillento. Pero aún debería saberlo por el color en los ojos y debajo de la lengua de su bebé. Si alguna de estas tres áreas parece tener un color amarillento, llame al médico de su bebé.

La ictericia infantil suele aparecer entre 2 y 7 días después del nacimiento. A medida que se acumula la cantidad de bilirrubina en la sangre, el cuerpo de su bebé se volverá más amarillo. A medida que aumenta el nivel de bilirrubina, el color amarillo puede pasar de la cabeza de su bebé al pecho e incluso a los dedos de los pies. Estos son signos de que su bebé puede tener ictericia más grave. Si esto sucede, llame al médico de su bebé de inmediato.

La luz artificial, especialmente las luces fluorescentes, a veces puede resultar engañosa: verá un color amarillo que en realidad no existe. Trate de controlar a su bebé con luz natural en una habitación soleada.

¿Qué causa la ictericia infantil?

La ictericia se produce cuando se acumula demasiada bilirrubina en el cuerpo de su bebé. La bilirrubina es una sustancia amarilla que se produce cuando el cuerpo descompone los glóbulos rojos viejos. El hígado la filtra de la sangre, y sale del cuerpo a través de las heces (excremento). Este es un proceso normal que ocurre durante toda la vida. Sin embargo, los bebés a veces tienen una acumulación de bilirrubina en el cuerpo. Es posible que el hígado de su bebé aún no esté lo suficientemente desarrollado como para filtrar la bilirrubina. O su bebé puede tener una afección que aumenta la cantidad de glóbulos rojos que necesitan ser reemplazados. Estos pueden hacer que la bilirrubina se acumule en el cuerpo de su bebé, causando ictericia.

Existen varios tipos comunes de ictericia:

  • Ictericia fisiológica (normal):Muchos recién nacidos tienen esta ictericia. La mayoría de las veces no es grave. No causa ningún problema y desaparece por sí sola en 2 semanas.
  • Ictericia prematura:Los hígados de los bebés prematuros a menudo no están lo suficientemente desarrollados como para descomponer la bilirrubina de manera efectiva. A menudo se tratan, incluso si sus niveles de bilirrubina no son tan altos.
  • Ictericia por lactancia materna:Los bebés pueden contraerla cuando no obtienen suficiente leche materna. Esto puede suceder debido a dificultades con la lactancia o porque la leche materna aún no ha bajado.
  • Ictericia por leche materna:A veces, las sustancias de la leche materna hacen que aumenten los niveles de bilirrubina. También pueden dificultar que el cuerpo del bebé elimine la bilirrubina a través de las heces. Este tipo comienza después de 3 a 5 días y mejora lentamente al cabo de varias semanas.

En algunos casos, la causa de la ictericia es un problema subyacente. Esto podría incluir sangrado, infección o una afección hepática.

Es más probable que su bebé tenga ictericia si:

  • Es prematuro (nacido antes de las 38 semanas):Es más probable que un bebé prematuro tenga un hígado inmaduro. Es posible que tenga menos evacuaciones intestinales que un bebé a término. Esto significa que es posible que un bebé prematuro no pueda eliminar la bilirrubina tan rápido como un bebé a término.
  • Sufrió contusiones durante el parto: Los hematomas generan más glóbulos rojos, que deben convertirse en bilirrubina. Esto puede elevar los niveles de bilirrubina en el torrente sanguíneo.
  • Si tiene problemas para amamantar: Los bebés que tienen problemas para amamantarse pueden estar deshidratados o tener una ingesta baja de calorías. Esto puede aumentar el riesgo de ictericia. Pídale ayuda a su médico si usted o su bebé tienen problemas para amamantar.

¿Cómo se diagnostica la ictericia infantil?

El médico de su bebé estará atento a los signos de ictericia mientras usted y su bebé aún estén en el hospital. Los niveles de bilirrubina de su bebé se pueden controlar 24 horas después del nacimiento. Se puede usar una sonda que calcule el nivel de bilirrubina con solo tocar la piel. Si el nivel es alto, se confirmará mediante un análisis de sangre.

Si está en casa y la piel de su bebé se vuelve amarilla, llame al médico de su bebé de inmediato. Medirá la cantidad de bilirrubina de su bebé mediante un análisis de sangre. El médico probablemente medirá el nivel de bilirrubina de su bebé varias veces. Si es necesario, su bebé recibirá tratamiento para la ictericia infantil. Esto generalmente evita que el nivel de bilirrubina aumente lo suficiente como para dañar a su bebé.

¿Se puede prevenir o evitar la ictericia infantil?

En la mayoría de los casos, la ictericia no se puede prevenir. Sin embargo, puede reducir el riesgo de que su bebé desarrolle ictericia alimentándolo al menos de 8 a 12 veces al día durante los primeros días. Esto ayudará a su bebé a defecar con regularidad, lo que eliminará la bilirrubina de su cuerpo.

Tratamiento de la ictericia infantil

La mayoría de las veces, no se necesita tratamiento para la ictericia. La ictericia leve generalmente desaparece por sí sola en 1 a 2 semanas.

Para casos más graves de ictericia, es posible que su bebé necesite tratamiento en el hospital. La mayoría de los bebés que necesitan tratamiento para la ictericia reciben terapia de luz (también llamada fototerapia).

Durante la fototerapia, se coloca a su bebé bajo luces especiales o sobre una manta especial que produce luz. El bebé llevará solo un pañal y una máscara para protegerse los ojos. La luz ayuda al cuerpo de su bebé a eliminar el exceso de bilirrubina. La fototerapia suele durar 1 o 2 días. A veces, si los niveles de bilirrubina no son demasiado altos, es posible que pueda usar fototerapia en casa.

En casos poco frecuentes, la fototerapia no funciona. Si el nivel de bilirrubina de su bebé continúa aumentando, es posible que su bebé necesite una exanguinotransfusión. En este tratamiento, se extrae parte de la sangre de su bebé y se reemplaza con sangre nueva.

Si una afección subyacente está causando la ictericia, su médico tratará esa afección.

Vivir con ictericia infantil

La duración de la ictericia varía de un bebé a otro. A menudo, el nivel de bilirrubina de un bebé aumenta durante los primeros 3 a 4 días y luego vuelve a bajar lentamente. Un bebé que se alimenta con leche materna puede tener ictericia leve durante más tiempo que un bebé que se alimenta con fórmula.

La ictericia no es un problema grave en la mayoría de los bebés sanos. Sin embargo, los niveles muy altos de bilirrubina pueden ser peligrosos e incluso causar daño cerebral. El riesgo de que su bebé sufra lesiones graves debido a niveles altos de bilirrubina aumenta si nació prematuro. Pero la ictericia casi siempre se diagnostica antes de que el nivel de bilirrubina sea lo suficientemente alto como para causar este tipo de daño.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Mi bebé necesita tratamiento?
  • ¿Qué tratamiento es el mejor para mi bebé?
  • ¿Tendrá mi bebé algún problema debido a la ictericia?
  • ¿Mi bebé necesitará fototerapia?
  • ¿Mi bebé tiene un caso grave de ictericia?
  • ¿Tendré que llevar a mi bebé a las citas de seguimiento?
  • ¿Mi bebé necesitará ir al hospital?