Ardores

Última actualización mayo 2022 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Kyle Bradford Jones

¿Qué es un ardor?

Un “ardor” es una lesión menor en los nervios entre el cuello y el hombro. También se llama «aguijón». La condición recibe su nombre del ardor o puntada en forma de descarga que envía por su brazo. No es una lesión grave en el cuello. Los ardores son comunes entre las personas que practican deportes de contacto. Estos incluyen el fútbol, rugby y lucha libre.

Los síntomas de un ardor

Se suele experimentar un ardor luego de un golpe o caída. Probablemente sentirá:

  • Un ardor, puntada o sensación de descarga eléctrica entre el cuello y el hombro.
  • Ardor o escozor en su brazo hasta su mano.
  • Entumecimiento, debilidad o sensación de hormigueo (como alfileres y agujas) en su hombro y brazo.
  • Sensación de calor en el área del hombro.

Es normal que sienta ardor en un solo brazo. El dolor generalmente desaparece después de unos minutos. Si tiene dolor o entumecimiento en los dos brazos o el dolor no desaparece, llame a su médico. Podrían ser síntomas de un problema más grave.

¿Qué causa el ardor?

Los ardores son causados ​​por un daño en el plexo braquial. Este es el grupo de nervios que proporciona sensibilidad en el brazo. Se suelen experimentar ardores cuando la fuerza de un golpe o caída empuja la cabeza hacia un lado. Esto puede estirar, pellizcar, o herir los nervios.

Si juega un deporte de contacto, puede experimentar un ardor al atacar, bloquear, o correr hacia otro jugador. Existen 3 formas en las que se puede ocasionar una lesión con ardor:

  • El hombro es empujado hacia abajo al mismo tiempo que su cabeza es forzada hacia el lado opuesto. Esto estira los nervios entre el cuello y el hombro.
  • Su cabeza se mueve rápidamente hacia un lado, pellizcando los nervios de ese lado.
  • El área por encima de la clavícula es golpeada directamente, y presiona los nervios.

¿Cómo se diagnostican los ardores?

El médico le preguntará cómo ocurrió la lesión. Le examinará el cuello, hombro y brazo. Evaluará su rango de movimiento y comprobará sus reflejos. Si su médico piensa que usted podría tener una lesión más grave, ordenará otras pruebas. Estas podrían incluir una placa de rayos X o una RMI (imágenes por resonancia magnética). Es posible que le indique una prueba llamada electromiografía (EMG). Esta prueba puede mostrar que tiene un ardor y da una idea de cuánto durará.

¿Se puede prevenir o evitar un ardor?

Puede ser difícil evitar los ardores, especialmente si se practican deportes de contacto. Sin embargo, hay medidas que puede tomar para reducir el riesgo de experimentar uno.

  • Estire los músculos del cuello antes de realizar cualquier actividad física. Incline la cabeza hacia arriba, abajo, izquierda y derecha. Gire la cabeza a izquierda y derecha para mirar por encima de los hombros. Mantenga cada estiramiento durante al menos 20 segundos.
  • Fortalezca los músculos de su cuello y hombros.
  • Utilice técnicas adecuadas específicas para su deporte. Su función es prevenir lesiones.
  • Use equipo de protección, de ser posible. Algunos deportes podrían permitir una protección adicional para el cuello.

Tratamiento del ardor

Los ardores generalmente mejoran por sí solos. La mayoría de los ardores sólo duran unos pocos minutos. Otros toman varios días o semanas hasta sanar del todo. Si le continúa doliendo, puede aplicar hielo y tomar medicamentos anti-inflamatorios (una marca: Advil) o naproxeno (una marca: Aleve). Si el ardor persiste durante algunas semanas, consulte a su médico. Es posible que necesite terapia física para estirar y fortalecer los músculos. Su médico también puede recomendarle un cabestrillo para el brazo o una abrazadera para el hombro para mayor comodidad. Esto dependerá de la extensión de su lesión.

Vivir con ardores

Si tiene dolor, entumecimiento u hormigueo, no continúe haciendo la actividad que causó el ardor. Absténgase de jugar si no puede mover el cuello en todas direcciones o si no ha recuperado su fuerza normal. Debe dejar que los nervios sanen por completo. Si no lo hace, aumenta las posibilidades de volver a lesionarse. Debe poder practicar su deporte sin problemas persistentes de la lesión.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo puedo diferenciar entre un ardor y el dolor punzante de un ataque cardíaco?
  • ¿Los ardores causan algún tipo de daño permanente?
  • ¿Cómo puedo informar a los entrenadores y los funcionarios de la escuela sobre los riesgos de ardores y qué hacer si alguien sufre uno?
  • ¿Cuánto tiempo tardaré en recuperarme?
  • ¿Cuándo puedo volver a practicar mi deporte de forma segura?
  • ¿Existen medicamentos para tratar los ardores? ¿Tienen efectos secundarios?