Hidradenitis supurativa

¿Qué es la hidradenitis supurativa?

La hidradenitis supurativa (HS) es una enfermedad cutánea crónica (a largo plazo). La HS se considera una forma severa de acné. Las personas que la tienen desarrollan protuberancias o llagas rojas dolorosas en los lugares donde les crece el cabello. Esto incluye las axilas, la ingle, los genitales y el área anal. También pueden ocurrir en lugares donde la piel se roza. Esto incluye entre los muslos o debajo de los senos para las mujeres.

¿Cuáles son los síntomas de la hidradenitis supurativa?

El síntoma principal de la HS son protuberancias rojas que son dolorosas. Los bultos se agrandan, se inflaman y pierden pus. Forman grandes llagas y ampollas. La HS puede picar y causar un olor desagradable en el área afectada.

¿Qué causa la hidradenitis supurativa?

La HS ocurre cuando las glándulas sudoríparas y las aberturas del folículo piloso se bloquean. Los médicos no saben por qué sucede esto. La mala higiene no causa esta afección. No es contagiosa. No puede contagiarse ni contagiar a nadie.

Este síndrome es más común en mujeres que en hombres. Las personas que tienen antecedentes de acné corren un mayor riesgo. Puede ser hereditaria.

¿Cómo se diagnostica la hidradenitis supurativa?

Si tiene alguno de estos síntomas, hable con su médico. Pueden saber si tiene HS al observar la piel afectada. El médico puede analizar una muestra de las células de su piel (biopsia) o pus de las protuberancias. Esto puede descartar otros problemas y confirmar el diagnóstico.

¿Se puede prevenir o evitar la hidradenitis supurativa?

Es difícil prevenir la HS o los brotes causados por la enfermedad. Sin embargo, la obesidad y el tabaquismo están relacionados con esta afección. Dejar de fumar y comer sano y hacer ejercicio pueden ayudar a prevenir la probabilidad de HS y limitar los brotes en aquellos que la tienen.

Tratamiento de hidradenitis supurativa

No existe una cura para la HS. El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas. El tipo de tratamiento que recibe depende de la gravedad de su afección. Para casos leves, aplique una compresa tibia en el área afectada. Lave el área con jabón antibacteriano. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) pueden ayudar a reducir la hinchazón y aliviar el dolor.

Los casos más graves pueden requerir antibióticos. Estos pueden ser tópicos (aplicados a su piel) u orales (tomados por vía oral). Los antibióticos ayudan a prevenir o tratar la infección. Para algunas personas, la HS empeora con el tiempo. La cicatrización puede ocurrir en el área afectada. Estas personas pueden necesitar cirugía para eliminar las llagas y las cicatrices. Las personas que se someten a una cirugía para extirpar la HS pueden volver a tenerla.

Viviendo con hidradenitis supurativa

El tratamiento puede ayudar a controlar los síntomas de HS. Puede ayudar evitar:

  • ropa ajustada y sintética;
  • climas cálidos y húmedos;
  • afeitado;
  • usar desodorante;
  • estrés.

En caso de tener sobrepeso, bajar de peso. También trabaje para mantenerse saludable haciendo ejercicio y durmiendo lo suficiente.

Para algunos, vivir con HS puede ser vergonzoso o causar sentimientos de culpa. Es importante recordar que esta no es una afección contagiosa y no se debe a una mala higiene. Si está estresado o avergonzado por la HS, debe hablar con su médico.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Tengo hidradenitis supurativa?
  • ¿Qué tratamiento es el mejor para mí?
  • ¿Necesito tomar medicamentos? Si es así, ¿por cuánto tiempo y cuáles son los efectos secundarios?
  • ¿Cómo sé si necesito someterme a una cirugía?
  • ¿Hay algún cambio en el estilo de vida que pueda hacer para aliviar mis síntomas?
  • ¿Siempre tendré HS o desaparecerá solo?
  • Si me operan para extirpar la HS, ¿cuál es la probabilidad de que regrese?
  • ¿Qué debo hacer si mi condición empeora?