Hemorroides

Última actualización septiembre 2020 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Deepak S. Patel, MD, FAAFP, FACSM

¿Qué son las hemorroides?

Las hemorroides son venas hinchadas en su recto o ano. El tipo de hemorroides que tiene depende de dónde se desarrolle.

  • Las hemorroides internas involucran las venas que están en el interior de su recto. Las hemorroides internas generalmente no duelen, pero pueden sangrar aunque no se sienta dolor.
  • Las hemorroides prolapsadas se pueden estirar hacia abajo y sobresalir de su ano. Una hemorroide prolapsada puede regresar al interior de su recto por sí sola. O usted la puede empujar suavemente hacia adentro.
  • Las hemorroides externas involucran las venas que están en el exterior de su ano. Pueden causar comezón o dolor y, a veces, pueden agrietarse y sangrar.

Síntomas de las hemorroides

Si tiene hemorroides, puede sentir un bulto sensible en el borde del ano. También puede ver sangre en el papel higiénico después de limpiarse o en el inodoro, después de defecar. Puede sentir comezón en esa área. O puede sentir dolor. Es más probable que el dolor ocurra después de una evacuación intestinal o una actividad intensa, como levantar algo pesado.

¿Qué causa las hemorroides?

Las hemorroides son causadas por un aumento de la presión en las venas de su ano o recto. Una de las principales causas es el esfuerzo que usted realiza cuando intenta defecar. Esto puede suceder si está estreñido o si tiene diarrea. También puede suceder si se queda sentado en el inodoro demasiado tiempo. La obesidad, el levantamiento de objetos pesados o cualquier otra actividad que cause que usted realice un esfuerzo también pueden causar hemorroides.

¿Cómo se diagnostican las hemorroides?

Probablemente que usted ya sepa si tiene hemorroides. A menudo es posible diagnosticar las hemorroides con solo mirar. Pero, si tiene hemorroides internas, un médico puede realizar un examen rápido para confirmar el diagnóstico. El médico utilizará un dedo enguantado y lubricado para palpar dentro y alrededor de su recto. Su médico también puede ordenar una sigmoidoscopia. Durante la sigmoidoscopia, insertará una pequeña cámara para mirar dentro de su recto. También pueden realizar una anoscopia. Se inserta un pequeño instrumento, llamado anoscopio, unas pocas pulgadas dentro del ano para examinar el canal anal.

Es importante que consulte a su médico si nota sangrado rectal. Usted debe asegurarse de que la causa sean las hemorroides y no algún otro problema. El sangrado del recto o del ano o las heces con sangre pueden ser un signo de algo más grave, como el cáncer.

¿Se pueden prevenir o evitar las hemorroides?

Casi todo el mundo padece de hemorroides en algún momento. Pero algunas cosas pueden hacer que sea más probable que usted las contraiga. Las personas cuyos padres tuvieron hemorroides pueden tener más probabilidades de tenerlas. Las mujeres embarazadas a menudo contraen hemorroides debido al esfuerzo de llevar al bebé y dar a luz. Tener mucho sobrepeso, estar de pie o levantar demasiado peso pueden empeorar las hemorroides.

Tratamiento de las hemorroides

La mayoría de las veces, los síntomas de las hemorroides desaparecen después de unos días, incluso sin tratamiento. De lo contrario, el tratamiento se centra en aliviar el dolor. Hable con su médico de familia antes de utilizar medicamentos para las hemorroides.

Aquí hay algunas cosas que puede hacer para sentirse mejor si padece de hemorroides:

  • Tome baños tibios.
  • Limpie su ano después de cada evacuación intestinal. Hágalo con palmaditas suaves con papel higiénico húmedo o toallas húmedas, como toallitas húmedas para bebés.
  • Utilice bolsas de hielo para aliviar la inflamación.
  • Tome acetaminofeno (una marca: Tylenol), ibuprofeno (una marca: Motrin) o aspirina para ayudar a aliviar el dolor.
  • Aplique una crema que contenga hamamelis o un ungüento anestésico que contenga lidocaína en el área. Puede utilizar cremas que contengan hidrocortisona para la comezón o el dolor.

Las hemorroides dolorosas generalmente dejan de doler por sí solas en 1 o 2 semanas. Si las suyas continúan causando problemas, contacte a su médico. Se puede utilizar una ligadura con bandas de goma para tratar las hemorroides internas. Consiste en colocar una pequeña banda de goma alrededor de la base de la hemorroide. Esto detiene el flujo de sangre hacia el área y las hemorroides desaparecen. Las hemorroides internas se pueden tratar inyectándolas con un químico. Es posible que necesite una hemorroidectomía (extirpación quirúrgica de la hemorroide) si las hemorroides internas están prolapsadas o son muy grandes.

Vivir con hemorroides

Los síntomas de las hemorroides pueden aparecer y desaparecer. Muchas cosas pueden afectarlas, especialmente realizar esfuerzo al defecar. Siga estos consejos para ayudar a prevenir el estreñimiento:

  • Incorpore más fibra a su dieta. Las frutas frescas, los vegetales de hoja, los panes y cereales integrales son buenas fuentes de fibra.
  • Beba muchos líquidos (excepto alcohol). Lo ideal es ocho vasos de agua al día.
  • Haga ejercicio de forma regular.
  • Evite los laxantes, excepto los laxantes formadores de masa como Fiberall, Metamucil, etc. Otros tipos de laxantes pueden provocar diarrea, que puede empeorar las hemorroides.
  • Cuando sienta la necesidad de defecar, no espere demasiado para ir al baño.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Por qué tengo hemorroides?
  • ¿Hay algún cambio en el estilo de vida que pueda hacer para aliviar o prevenir las hemorroides?
  • Vi sangre en el papel higiénico. ¿Es esto serio?
  • ¿Tener hemorroides es un signo de otra afección de salud?
  • ¿Siempre tendré hemorroides?
  • ¿Existe algún medicamento que pueda tomar para las hemorroides? ¿Tiene efectos secundarios?