Descripción general

¿Qué es la halitosis?

Halitosis es el término para mal aliento. El mal aliento puede tener muchas causas y podría ser el signo de un problema subyacente.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa del mal aliento?

La mayoría de los casos de mal aliento (que también se llama halitosis) provienen de tener algo en la boca. Se alojan alimentos entre los dientes, alrededor de las encías y en la lengua. Si no se cepilla los dientes y no usa hilo dental todos los días, estos alimentos pueden pudrirse. Los restos de alimentos podridos provocan un olor desagradable en la boca. Los alimentos podridos también ayudan a que crezcan bacterias en la boca. Estas bacterias pueden provocar enfermedad de las encías (que también se llama gingivitis). La gingivitis también provoca mal aliento.

Las cosas que usted come y bebe también pueden afectar su aliento. Ejemplos comunes de alimentos y bebidas que pueden provocar mal aliento incluyen las cebollas, el ajo, el queso, el pastrami, determinadas especias, el jugo de naranja y las gaseosas. Una vez que se digieren estos alimentos, los aceites que contienen son absorbidos al torrente sanguíneo y transportados a los pulmones. El olor se emite en el aliento hasta que todos los alimentos hayan abandonado el cuerpo.

El mal aliento también podría ser signo de un problema de salud. Las infecciones de los senos paranasales, las infecciones crónicas de los pulmones, las enfermedades del hígado o de los riñones, y la diabetes son algunas afecciones de la salud que pueden provocar mal aliento.

Prevención

¿Qué puedo hacer para prevenir el mal aliento?

  • Cepíllese los dientes al menos 2 veces todos los días usando un dentífrico con fluoruro. Asegúrese de cepillarse la zona que se encuentra entre las encías y los dientes, además de todas las superficies de los dientes. Cada vez que se cepille los dientes, use el cepillo de dientes para limpiarse la superficie de la lengua.

  • Use hilo dental al menos una vez al día para eliminar los alimentos atascados entre los dientes.

  • Coma más frutas y verduras todos los días. Coma menos carne.

  • Evite los alimentos que le provocan mal aliento. También intente evitar las bebidas alcohólicas, que a menudo provocan mal aliento.

  • Evite usar productos derivados del tabaco. Cualquier tipo de tabaco puede provocar halitosis.

  • A veces, tener sequedad en la boca ocasiona un olor desagradable. Si tiene la boca seca, puede chupar mentas sin azúcar, mascar chicle sin azúcar o beber más agua.

  • La mayoría de los enjuagues bucales no tienen un efecto duradero sobre el mal aliento. Si usted usa un enjuague bucal, haga buches durante 30 segundos antes de escupirlo.

  • Si usa dentaduras postizas removibles, sáqueselas por la noche. Cepille las dentaduras postizas y remójelas por la noche en una solución desinfectante. Los aparatos ortopédicos y retenedores removibles también deben limpiarse. Siga las indicaciones de su dentista.

  • Visite a su dentista dos veces al año para que le limpie los dientes.

Si no puede librarse del mal aliento por su propia cuenta, visite a su médico de familia para averiguar si hay un problema más grave que lo esté provocando.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cuál es la causa de mi mal aliento?

  • ¿Necesito cambiar de dentífrico?

  • ¿Es posible que mascar tabaco provoque mal aliento?

  • ¿Con qué frecuencia debo consultar a mi dentista?

  • ¿Existe un enjuague bucal que pueda ser de ayuda?

  • Si no puedo librarme del mal aliento, ¿qué medidas tomamos para averiguar cuál es el problema?