Gastroparesia

¿Qué es la gastroparesia?

La gastroparesia es un trastorno que afecta los músculos del estómago. A veces se lo llama “vaciado gástrico retrasado”. Normalmente, después de tragar alimentos, los músculos del estómago comienzan a apretarse y a tensarse. Estos movimientos se llaman contracciones. Aplastan la comida y la mueven hacia el intestino delgado para continuar el proceso digestivo. Si tiene gastroparesia, los músculos de su estómago no se contraen correctamente. Esto puede retrasar o prevenir el proceso de triturar la comida y enviarla al intestino delgado.

Síntomas de gastroparesia

Los síntomas de la gastroparesia pueden ser leves o graves, y pueden incluir los siguientes:

  • Acidez estomacal o dolor de estómago.
  • Náuseas.
  • Vómitos, especialmente vómitos de alimentos no digeridos.
  • Sensación de estar lleno después de unos pocos bocados de comida.
  • Distensión abdominal.
  • Pérdida del apetito.
  • Pérdida de peso involuntaria.
  • Niveles de azúcar en la sangre inestables (en personas con diabetes).

Estos síntomas se relacionan con muchos problemas y trastornos diferentes. Esto hace que la gastroparesia sea difícil de diagnosticar.

¿Qué causa la gastroparesia?

Las personas con diabetes tienen mayor riesgo de padecer gastroparesia. Esto se debe a que los niveles altos de azúcar en la sangre dañan los nervios. En este caso, el nervio vago. El nervio vago les dice a los músculos del estómago cuándo contraerse. El daño a este nervio es una de las causas más comunes de gastroparesia. La diabetes también puede dañar los vasos sanguíneos que transportan oxígeno y nutrientes al nervio vago. Otras causas dela gastroparesia incluyen:

¿Cómo se diagnostica la gastroparesia?

Su médico lo examinará y le preguntará acerca de sus antecedentes médicos. Informe a su médico sobre cualquier medicamento recetado o de venta libre que esté tomando. Su médico puede ordenar análisis de sangre para verificar la calidad de su sangre y medir los niveles químicos. Es posible que su médico quiera realizar pruebas adicionales para asegurarse de que no tenga un bloqueo u otro problema médico. Estas pruebas pueden incluir:

  • Endoscopia gastrointestinal alta (EGD). El médico usa un tubo flexible con una luz al final para mirar dentro de la garganta, el esófago y el estómago. Es probable que le administren un medicamento para que se relaje durante el examen. Su garganta también estará adormecida para que no sienta dolor.
  • Ecografía de vaciado gástrico. Esta prueba usa ondas sonoras para observar los órganos del abdomen (vesícula biliar, hígado y páncreas) a fin de que el médico pueda verificar si hay signos de problemas.
  • Radiografía de bario. Cuando su estómago está casi vacío, bebe un líquido que contiene una pequeña cantidad segura de bario químico. El médico puede ver cómo el bario viaja a través de su cuerpo durante una radiografía. Esto lo ayuda a determinar dónde ocurre el problema.
  • Estudios de vaciado gástrico. Para estos estudios, comerá o beberá algo que contenga una cantidad pequeña y segura de material radiactivo. Un escáner puede captar señales del material radiactivo. Este escáner rastrea cuánto tiempo le toma al estómago vaciarse. Se puede analizar su aliento en busca de material radiactivo para medir qué tan rápido se está vaciando su estómago.
  • Cápsula de monitorización gastrointestinal (GI). Para esta prueba, traga una pequeña cápsula (o “píldora”) que recopila información a medida que se mueve a través de su sistema digestivo. La píldora envía esta información a una pequeña computadora que usa alrededor de su cintura o cuello. Después de unos días, despedirá la cápsula con las heces, y su médico estudiará la información que recopiló.

¿Se puede prevenir o evitar la gastroparesia?

No puede prevenirse ni evitarse. Pero existen medidas que puede tomar para reducir las posibilidades de que ocurra, por ejemplo:

Cambiar sus hábitos alimentarios. Cambiar sus hábitos alimentarios puede ayudar a controlar la gastroparesia.  Sin embargo, asegúrese de obtener los nutrientes y los líquidos adecuados.

Su médico puede recomendarle lo siguiente:

  • Comer alimentos bajos en grasa y fibra.
  • Comer varias comidas pequeñas y saludables al día en lugar de dos o tres comidas grandes.
  • Masticar bien la comida.
  • Comer alimentos blandos y bien cocidos.
  • Evitar las bebidas carbonatadas.
  • Evitar el alcohol.
  • Beber mucha agua o líquidos, por ejemplo:
    • Caldos bajos en grasa y sopas claras.
    • Jugos de frutas y vegetales endulzados naturalmente y bajos en fibra. Hable con su médico acerca de las bebidas azucaradas si tiene diabetes.
    • Bebidas deportivas.
    • Productos de rehidratación oral.
  • Hacer una actividad física suave, como una caminata, después de comer.
  • Evitar acostarse antes de las dos 2 horas después de comer.
  • Tomar un multivitamínico diario.

Si sus síntomas son de moderados a severos, su médico puede recomendarle beber solo líquidos. Puede recomendarle que coma alimentos bien cocidos que hayan sido cortados en trozos pequeños o procesados en una licuadora.

Controlar los niveles de glucosa en sangre. Si tiene gastroparesia y diabetes, deberá controlar sus niveles de glucosa en sangre. Esto incluye la hiperglucemia. La hiperglucemia, o niveles altos de azúcar en la sangre, pueden retrasar el vaciado de los alimentos del estómago. Su médico trabajará con usted para mantener estables sus niveles de glucosa en sangre.

Su médico puede recomendarle lo siguiente:

  • Usar insulina con más frecuencia. Es posible que deba cambiar el tipo de insulina que toma.
  • Tomar insulina después de las comidas en lugar de hacerlo antes.
  • Controlar sus niveles de glucosa en sangre con más frecuencia después de comer y solo tomar insulina cuando la necesite.

El médico le dará instrucciones para tomar insulina según sus necesidades y la gravedad de su gastroparesia.

Tratamiento de la gastroparesia

No hay cura para la gastroparesia. El tratamiento se centrará en tratar cualquier problema subyacente que la esté causando y controlar sus síntomas. Por ejemplo, el médico puede pedirle que deje de tomar cualquier medicamento que pueda afectar el sistema digestivo. No deje de tomar ningún medicamento sin antes consultar con su médico. Es posible que el médico también quiera tratar cualquier trastorno alimentario, infección u otros problemas que puedan estar causando gastroparesia. Su médico también podría hacerle una o más de las siguientes recomendaciones:

Cambios en la dieta. Como es posible que no pueda comer normalmente, es importante que obtenga suficientes nutrientes. Es posible que deba:

  • Comer varias comidas pequeñas al día en lugar de 2 o 3 grandes.
  • Comer alimentos más blandos, como vegetales o pastas bien cocidos.
  • Limitar la grasa (que puede retrasar la digestión) y la fibra (que puede ser difícil de digerir).
  • Complementar su dieta con bebidas nutritivas (como Ensure o Boost). Es posible que deba comer alimentos sólidos que puede hacer puré en una licuadora.

Medicamentos. Los medicamentos contra las náuseas, llamados antieméticos, pueden ayudar con las náuseas y los vómitos. Otros medicamentos, como la metoclopramida y la eritromicina, pueden estimular las contracciones musculares del estómago. Cada uno de estos medicamentos tiene algunos inconvenientes, incluidos efectos secundarios potencialmente graves. Usted y su médico deben analizar si los beneficios de tomar estos medicamentos superan los riesgos.

Sonda de alimentación. Si su gastroparesia es grave, es posible que necesite un tubo de alimentación. Este tubo se insertará a través de la piel hasta el intestino delgado. O puede pasar a los intestinos a través de la nariz o la boca. El tubo permite que los nutrientes se envíen directamente al intestino delgado, donde puede producirse la digestión y la absorción de nutrientes. Una sonda de alimentación también puede ayudar cuando la gastroparesia causa niveles inestables de azúcar en la sangre en personas con diabetes.

Vivir con gastroparesia

La gastroparesia puede provocar, entre otras, las siguientes complicaciones:

  • Pérdida de peso, desnutrición y deshidratación. Si no puede comer suficiente comida, o si vomita lo que come, es posible que no esté recibiendo suficientes nutrientes. Seguir las sugerencias enumeradas anteriormente puede ayudar con este problema.
  • Bezoares. Un bezoar es una masa sólida de alimentos que su estómago no puede digerir. Los bezoares pueden causar náuseas y vómitos. En casos graves, pueden bloquear la entrada de otros alimentos al intestino delgado. Esta situación puede poner en peligro su vida, y puede ser necesario extirpar el bezoar quirúrgicamente.
  • Infecciones bacterianas. Cuando los alimentos permanecen en el estómago durante demasiado tiempo, las bacterias pueden crecer sin control. Esto puede provocar una infección.
  • Problemas para controlar el azúcar en la sangre. Cuando tiene gastroparesia, su tiempo para digerir los alimentos no sigue patrones normales. Por esta razón, las personas que tienen diabetes y gastroparesia a menudo tienen muchos problemas para controlar sus niveles de azúcar en la sangre.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Tengo diabetes. ¿Estoy en riesgo de padecer gastroparesia?
  • ¿Cómo puedo prevenir la gastroparesia?
  • ¿Cuándo debería ver a mi médico si creo que tengo gastroparesia?
  • ¿Hay cambios en el estilo de vida que pueda hacer para aliviar o prevenir la gastroparesia?
  • ¿La gastroparesia es fatal?