Fobia social (Trastorno de ansiedad social)

¿Qué es la fobia social?

La mayoría de las personas se sienten nerviosas en ciertas situaciones sociales, tal como en una entrevista de trabajo o al dar un discurso. La mayoría de nosotros nos preocupamos por lo que vamos a decir, hacer o vestir en eventos como estos. Estas situaciones con frecuencia se vuelven más fáciles con alguna experiencia. Sin embargo, para las personas que tienen fobia social (también llamado trastorno de ansiedad social), estas situaciones pueden ser atemorizantes e insoportables.

Existen diferentes niveles de fobia social. Por ejemplo, algunas personas solo pueden tener síntomas en una situación específica, como presentarse en el escenario o hablarle a una multitud. Otros pueden tenerlo en cualquier momento en que están en público o rodeadas por otras personas.

Síntomas de fobia social

Las personas que tienen fobia social pueden experimentar síntomas internos y externos.

Los síntomas internos (emocionales) incluyen:

  • Temor a sentirse avergonzados, a ser juzgados o rechazados.
  • Sentir que todos los están mirando.
  • Creer que la ansiedad es un signo de debilidad.
  • Creer que son estúpidos y que otras personas son más inteligentes y más seguras que ellos.

Los síntomas externos (físicos) incluyen:

  • Aislamiento, evitar el contacto social.
  • Sonrojarse.
  • Sudar.
  • Náuseas o vómitos.
  • Temblor o agitación.
  • Problemas para hablar o hacer contacto visual.
  • Aumento de la frecuencia cardíaca.

Las personas que tienen fobia social con frecuencia se dan cuenta de que sus temores no son racionales. Sin embargo, aún podrán temer situaciones sociales. Incluso podrán hacer un gran esfuerzo para evitar eventos. Si van a un evento, por lo general se sienten nerviosos antes del evento e incómodos durante el mismo. Después, los síntomas y sentimientos desagradables pueden persistir a medida que se preocupan por lo que las personas piensan de ellos.

¿Qué causa la fobia social?

La fobia social es dos veces más común en mujeres que en hombres. La mayoría comienza a advertirlo cuando son niños o adolescentes. La condición puede ser genética y hereditaria. Otros factores potenciales incluyen hormonas y el entorno. Por ejemplo, la raza, la cultura, la situación económica y el abandono pueden aumentar el riesgo de una persona. La fobia social también puede estar relacionada con otras afecciones, como la depresión, otros trastornos de ansiedad o la adicción.

¿Cómo se diagnostica lafobia social?

Hable con su médico de cabecera si tiene síntomas de fobia social. Querrá conocer sus síntomas, antecedentes de salud y antecedentes familiares. Para diagnosticar la afección, el médico buscará:

  • Frecuencia de los síntomas.
  • Presencia de síntomas continuos durante 6 meses o más.
  • Efectos secundarios de los síntomas. Por ejemplo, ¿sus síntomas afectan su trabajo diario, escuela o vida social?

Su médico puede consultar el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales (DSM-V). Puede derivarlo a un especialista, tal como un psicólogo.

¿Se puede prevenir o evitar la fobia social?

Hay poco que puede hacer para prevenir la fobia social. Puede recibir tratamiento para ayudar a controlar, reducir o aliviar los síntomas.

Tratamiento de la fobia social

La fobia social es un trastorno continuo que debe tratarse con atención médica. Es real y generalmente no desaparece por sí solo. Su médico de familia puede ayudarlo a encontrar formas de manejar sus síntomas.

La Terapia cognitivo-conductual (TCC) ayuda a pensar sobre las situaciones sociales de una manera diferente. El objetivo de la terapia es eliminar los pensamientos y acciones que generan ansiedad. La TCC le enseña cómo abordar el miedo, sobrellevar el estrés y mejorar las habilidades sociales. Su médico puede sugerir terapia grupal o familiar además de TCC.

Los medicamentos son otro tipo de tratamiento. Los antidepresivos y las benzodiazepinas son los más comunes. Los betabloqueantes pueden ayudar a quienes tienen una cierta forma de fobia social llamada “ansiedad de rendimiento”. Puede tomarlos antes de una actuación para ayudar a aliviar la ansiedad. Los medicamentos pueden tardar un tiempo en comenzar a funcionar. No deje de tomar medicamentos para la ansiedad sin consultar a su médico.

Vivir con fobia social

La fobia social puede hacer difícil ir a trabajar, a la escuela o participar en actividades diarias. Puede afectar su capacidad de hacer y mantener amistades. No es una afección con la que deba lidiar solo. Hable con sus seres queridos y su médico para comenzar el tratamiento. Es común elegir una combinación de terapia y medicamentos. Su médico debe controlar su tratamiento y progreso.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo sé si tengo fobia social?
  • ¿Cuál es la causa probable de mi afección?
  • ¿Existe algún tratamiento que me ayude?
  • ¿Cuánto tiempo tendré que tomar un medicamento o estar en terapia?
  • ¿Existe algo que pueda hacer para sentirme mejor?