Fiebre recurrente transmitida por las garrapatas

Descripción general

¿Qué es la fiebre recurrente transmitida por las garrapatas?

La fiebre recurrente transmitida por las garrapatas (TBRF, por sus siglas en inglés) es una enfermedad que puede contraerse a través de una garrapata. Es una infección provocada por una picadura de una garrapata que porta la bacteria Borrelia hermsii. En los Estados Unidos, estas garrapatas, por lo general, se encuentran en los lugares más elevados de los estados del oeste.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas de la fiebre recurrente transmitida por las garrapatas?

Si tiene TBRF, es probable que tenga fiebre que aparece y desaparece. Algunos otros síntomas de TBRF pueden incluir:

  • Dolor de cabeza.

  • Escalofríos.

  • Sudoración.

  • Dolores articulares o musculares.

  • Náuseas.

  • Vómitos.

Causas y factores de riesgo

¿Quién tiene riesgo de tener TBRF?

Usted tiene riesgo de tener TBRF si lo ha picado una garrapata o si se ha encontrado garrapatas en el cuerpo durante las últimas 3 semanas. Las personas que pasan tiempo al aire libre en áreas donde las garrapatas son comunes, ya sea por trabajo o por actividades recreativas, tienen un riesgo más alto de desarrollar una enfermedad transmitida por las garrapatas.

Diagnóstico y pruebas

¿Qué puedo hacer si tengo TBRF?

Consulte a su médico de inmediato si piensa que tiene TBRF. Este puede hacerle un análisis de sangre para determinar si tiene TBRF u otras enfermedades transmitidas por las garrapatas.

Si tiene TBRF, su médico probablemente le recetará antibióticos para combatir la bacteria.

Tratamiento

¿Qué puedo hacer si tengo TBRF?

Si tiene TBRF, su médico probablemente le recetará antibióticos para combatir la bacteria.

Prevención

¿Cómo puedo prevenir la fiebre recurrente transmitida por las garrapatas?

La mejor manera de prevenir la fiebre recurrente transmitida por las garrapatas es evitar ser picado por garrapatas. Cuando esté al aire libre, siga estas pautas:

  1. Use repelentes de garrapatas de acuerdo con las instrucciones para ayudar a prevenir picaduras. Use un repelente de insectos que contenga del 20% al 30% de N, N-dietil-meta-toluamida (DEET, por sus siglas en inglés). Los repelentes de garrapatas que contienen DEET pueden colocarse directamente en la piel o en la ropa antes de dirigirse a las áreas infestadas por las garrapatas. Aplique el DEET con moderación en la piel, de acuerdo con las instrucciones en la etiqueta. No lo aplique en la cara ni en las manos de los niños y no lo use en lactantes menores de 2 meses. Los repelentes que contengan permetrina deben aplicarse solo en la ropa. Asegúrese de hablar con su médico antes de aplicar algún repelente de garrapatas en su hijo. Su médico puede brindarle más información sobre qué tipo y concentración de repelente es seguro usar.

  2. Use ropa de color claro que cubra la mayor parte de la piel cuando vaya al bosque o a un área cubierta de césped y arbustos. Esto hace que ver y quitar las garrapatas de la ropa sea más fácil. Use una camisa de mangas largas y pantalones largos en lugar de pantalones cortos. Coloque las piernas de los pantalones dentro de los calcetines o las botas para tener una mayor protección. Recuerde que, por lo general, las garrapatas se encuentran cerca del suelo, en especial, en áreas húmedas y con sombra. Revise todo su cuerpo para encontrar garrapatas después de que haya estado en áreas infestadas de garrapatas y haga lo mismo con sus hijos y mascotas. Los lugares comunes de las picaduras de garrapata incluyen la parte posterior de las rodillas, el área de la ingle, las axilas, las orejas, el cuero cabelludo y la nuca.

  3. Quite cualquier garrapata adherida lo antes posible. Para quitar una garrapata adherida, use pinzas finas para sujetar la garrapata firmemente por la cabeza (o tan cerca de la cabeza como sea posible) y tire. No use calor (como un fósforo encendido), vaselina ni otros métodos para intentar hacer que la garrapata "salga" por sí sola. Estas no son maneras eficaces de quitar una garrapata.

  4. Lave bien el área donde estaba adherida la garrapata con agua y jabón. Observe el área durante algunas semanas y anote cualquier cambio. Usted debe llamar a su médico si desarrolla un sarpullido alrededor del área donde la garrapata estaba adherida. Asegúrese de informarle a su médico que lo picó una garrapata y cuándo sucedió. Solo las personas que se enferman y/o tienen sarpullido después de haber sido picadas por una garrapata necesitan antibióticos. Si a usted lo pica una garrapata y no se enferma ni tiene sarpullido, no necesita antibióticos.

Otras organizaciones

Preguntas que debe realizar a su médico

  • Me picó una garrapata. ¿Debo llamar a mi médico de inmediato?

  • Me picó una garrapata. ¿Necesito algún tratamiento?

  • Si necesito tratamiento, ¿qué antibiótico es el mejor para mí?

  • ¿Qué pruebas puede realizar para asegurarme de que no me enfermaré?

  • ¿Qué repelente de garrapatas o insectos debo usar para mi hijo?

  • ¿Qué repelente de garrapatas o insectos es el mejor para mí?

  • Tengo VIH. ¿Debo evitar las áreas donde podrían vivir garrapatas?

Las Citas

  • Tick-Borne Relapsing Fever by C Roscoe, M.D. and T Epperly, M.D.( 11/15/05, http://www.aafp.org/afp/20051115/2039.html)