Esofagitis eosinofílica

¿Qué es la esofagitis eosinofílica?

La esofagitis eosinofílica (EE) es una enfermedad alérgica inflamatoria. Está recientemente aceptada y puede confundirse con la enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). La ERGEE se produce cuando ciertos glóbulos blancos (eosinófilos) se acumulan en el revestimiento del esófago. Los eosinófilos ayudan a combatir las enfermedades y controlar las reacciones alérgicas. El esófago es el tubo que conecta la boca con el estómago. Forma parte del tracto gastrointestinal (GI).

Síntomas de la esofagitis eosinofílica

Las personas con EE pueden tener síntomas tales como:

  • inflamación de la garganta
  • dolor de garganta crónico
  • dificultad al tragar
  • dolor de pecho o estómago
  • vómitos
  • disminución del apetito
  • síntomas similares al reflujo, tales como eructos, sabor amargo o una sensación de ardor.

La EE es más común en hombres adultos, pero los niños pueden tenerla también. Los síntomas en los niños pueden incluir negarse a comer o tener problemas para aumentar el peso.

Demasiada cantidad de glóbulos blancos puede causar un estrechamiento del esófago. Esto puede hacer que los alimentos se atasquen en la garganta.

¿Qué causa la esofagitis eosinofílica?

Se desconoce la causa exacta de la EE. Está vinculada a la alimentación y las alergias ambientales.

¿Cómo se diagnostica la esofagitis eosinofílica?

En primer lugar, su médico le realizará un examen físico y revisará sus síntomas. Luego, le indicará una endoscopía. Esta es una prueba en la que se inserta un tubo delgado por la garganta. Una pequeña cámara toma imágenes del revestimiento. El médico tomará una muestra de revestimiento (biopsia) para el diagnóstico de la EE. Es posible que se realicen análisis de sangre para descartar otras afecciones.

Si el médico diagnostica la EE, puede hacer una prueba de alergia para ver qué está causando la reacción.

¿Se puede prevenir o evitar la esofagitis eosinofílica?

No se puede prevenir o evitar la EE. Puede ser hereditaria.

Tratamiento de la esofagitis eosinofílica

La EE no tiene cura. El objetivo del tratamiento es aliviar los síntomas y prevenir mayores daños. Para los niños, el tratamiento también ayuda a mejorar el crecimiento.

Un medicamento es una forma de tratamiento. Los esteroides pueden reducir la hinchazón y el número de eosinófilos. Los supresores de ácidos, como los inhibidores de la bomba de protones, pueden aliviar los síntomas similares al reflujo.

Puede que tenga que hacer cambios en su dieta. Su médico puede hacer sugerencias basándose en los resultados de la prueba de alergia. También puede eliminar alimentos de su dieta que comúnmente causan alergias. Estos incluyen maní, mariscos, leche, huevos, trigo y soja.

Las personas que tienen EE también pueden tener ERGE y necesitan un tratamiento adicional.

Viviendo con esofagitis eosinofílica

La EE no es potencialmente mortal. Usted puede controlarla con dieta y medicamentos. La EE puede causar daños permanentes al esófago si no se trata. Debido a que la EE es una afección nueva, los problemas de salud relacionados con ella son desconocidos.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo sé si las alergias están causando la EE?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de los medicamentos utilizados para el tratamiento de la EE?
  • ¿Qué tipos de cambios debo hacer en mi dieta?