Enterocolitis necrotizante

¿Qué es la enterocolitis necrotizante?

La enterocolitis necrotizante (ECN) es una enfermedad intestinal. Se produce cuando el tejido en el intestino se inflama y luego muere. La ECN se encuentra con mayor frecuencia en los recién nacidos prematuros, enfermos o de bajo peso. A menudo comienza dentro de las 2 semanas del nacimiento, cuando el bebé todavía está en el hospital.

Síntomas de la enterocolitis necrotizante

Los síntomas de la ECN pueden empezar repentinamente o con el transcurso del tiempo. Los síntomas comunes incluyen:

  • Inflamación estomacal
  • Dolor de estómago
  • Heces con sangre
  • Cambio en las cantidades de heces o las veces que evacua
  • Diarrea
  • Vómitos
  • Problemas de alimentación
  • Disminución de la energía
  • Cambio de la temperatura corporal
  • Respiración irregular, frecuencia cardíaca o presión arterial.

¿Qué causas la enterocolitis necrotizante?

No hay una causa exacta de la ECN. La fuente principal son las bacterias intestinales. Si su bebé es prematuro, su sistema inmunitario y digestivo es más débil. Otro desencadenante podría ser una disminución de la sangre o el oxígeno al intestino. Esto puede dañar el tejido y conducir a una NEC. Los bebés que nacen a término, que tienen una enfermedad cardíaca congénita, también pueden contraer ECN.

¿Cómo se diagnostica la enterocolitis necrotizante?

Su médico puede diagnosticar la ECN. Llevará a cabo un examen físico para verificar los síntomas. Luego, realizará una radiografía del estómago. La imagen mostrará si hay inflamación o aire en el intestino de su bebé. El médico también puede analizar la sangre o las heces de su bebé. Estas pruebas pueden revelar la presencia de una infección o ácido láctico. También pueden ayudar a determinar la gravedad de la afección.

¿Se puede prevenir o evitar la enterocolitis necrotizante?

Es difícil prevenir o evitar la ECN. Sin embargo, hay factores que pueden aumentar el riesgo de que su bebé contraiga ECN, entre otros:

  • Nacimiento prematuro
  • Enfermedades
  • Transfusiones de sangre
  • Dieta con fórmula en lugar de leche materna
  • Exposición a un brote.

El tratamiento de la enterocolitis necrotizante

Una gama de opciones está disponible para el tratamiento de la ECN. Al principio, su médico querrá que el intestino de su bebé descanse. En lugar de una alimentación normal, va a recibir nutrición a través de un tubo intravenoso. Los antibióticos tratan la infección. Su bebé puede necesitar usar un respirador artificial si le dificulta respirar. Los casos graves de ECN pueden requerir una cirugía de emergencia. Esto sucede si el tejido infectado y debilitado crea un agujero en el intestino. El cirujano eliminará el tejido muerto y reparará el intestino.

Vivir con enterocolitis necrotizante

Los bebés que tienen ECN requieren tratamiento y seguimiento permanente. La ECN se puede curar y tiene pocos efectos duraderos o ninguno. Sin embargo, algunos bebés pueden tener futuros problemas con el intestino o el tracto digestivo. Pueden tener una obstrucción causada por el tejido intestinal anormal o el tejido cicatrizal. Otro problema se llama síndrome del intestino corto. También hay un riesgo de muerte, especialmente para los bebés prematuros.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Se revisa a los bebés prematuros para verificar si tienen enterocolitis necrotizante?
  • ¿Cuánto tiempo dura la ECN?
  • ¿Cuáles son las complicaciones o los efectos duraderos?