Enfermedad de mano, pie y boca

Enfermedad de mano, pie y boca

Descripción general

¿Qué es la enfermedad de manos, pies y boca (Hand, foot, and mouth disease, HFMD)?

La enfermedad de manos, pies y boca (Hand, foot, and mouth disease, HFMD) es una enfermedad infantil común y contagiosa causada por el coxsackievirus. La enfermedad es fácil de detectar debido a sus síntomas clásicos: llagas o ampollas dentro y fuera de la boca, así como un sarpullido (puntos rojos) o ampollas en las palmas de las manos y plantas de los pies. Los bebés y niños menores de 5 años de edad tienen más posibilidades de contraer el virus. En raras ocasiones, los adultos pueden contagiarse. Por lo regular ocurre un brote leve de la enfermedad durante el verano y principios del otoño. La enfermedad no debe confundirse con la enfermedad de la fiebre aftosa, la cual afecta a las ovejas, ganado y cerdos.

Síntomas

Síntomas de la enfermedad de manos, pies y boca

Si su hijo tiene la enfermedad de manos, pies y boca, primero podría desarrollar fiebre (la cual puede ser alta), dolor de cabeza, poco apetito, dolor de garganta y se sentirá muy cansado. Las llagas o ampollas alrededor de la boca, manos y pies son los últimos síntomas en aparecer. Los síntomas por lo general aparecen de tres a siete días después de tener contacto con alguien que tiene la enfermedad. Sin embargo, no todas las personas tienen todos los síntomas. Las llagas o ampollas clásicas aparecen de uno a dos días después de que inicia la fiebre. Estas pueden ser suaves y ligeramente dolorosas al tocarlas o presionarlas. Pueden desarrollarse llagas dentro de la boca (mejillas, encías y garganta). Se desarrollará sarpullido en las plantas de los pies y palmas de las manos. Este puede convertirse en ampollas o llagas. En raras ocasiones, las llagas o ampollas pueden aparecer en los codos, rodillas, genitales o glúteos.

Pueden surgir otros síntomas si se presentan complicaciones. Debido a que las llagas hacen que sea doloroso tragar, los niños y adultos pueden deshidratarse. La fiebre muy alta puede causar convulsiones.

Causas y factores de riesgo

¿Qué causa la enfermedad de manos, pies y boca?

La enfermedad de manos, pies y boca es ocasionada por el coxsackievirus. Es parte de una familia de virus conocidos como enterovirus. Este se encuentra en el tracto digestivo (la boca, esófago, estómago, intestino delgado, intestino grueso, recto y ano).

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo se diagnostica la enfermedad de manos, pies y boca?

El médico de su hijo revisará los signos recientes de enfermedad que tiene su hijo (fiebre, poco apetito, dolor de cabeza, dolor de garganta), su edad, y examinará las llagas o ampollas para diagnosticar la enfermedad de manos, pies y boca. En raras ocasiones, el médico de su hijo podría frotar un hisopo en la garganta de su hijo para enviarlo al laboratorio o pedirle que lleve una muestra de heces del niño para que su médico la envíe al laboratorio. El laboratorio puede hacer una prueba para el virus y descartar otras causas posibles de los síntomas.

Tratamiento

Tratamiento para la enfermedad de manos, pies y boca

Desafortunadamente, los antibióticos no tratan un virus, así que su médico no se los recetará. Su médico le recomendará algunas sugerencias para aliviar las molestias causadas por los síntomas de su hijo. Por ejemplo, usted puede darle acetaminofén e ibuprofeno a su hijo (analgésicos de venta libre) para tratar la fiebre y el dolor de garganta. Revise el reverso de la caja para consultarle la dosis a su médico. También puede aliviar el dolor de garganta al hacer gárgaras con agua con sal (combine ½ cucharadita de sal con 1 vaso de agua caliente y mezcle). Finalmente, asegúrese de que su hijo esté tomando suficientes líquidos. Los productos lácteos fríos son una mejor opción que el jugo o la soda. La acidez del jugo y la soda puede irritar las llagas de la boca y causar una sensación de ardor. Si su hijo tiene dificultad para tragar, intente darle paletas de helado que no sean hechas con jugo. Su hijo se recuperará del todo en el transcurso de 5 a 7 días.

No le dé a su hijo aspirina para el dolor si es menor de 18 años de edad. Se ha relacionado el uso de la aspirina (especialmente cuando se usa para virus, como la gripe o varicela) con el síndrome de Reye. El síndrome de Reye es una afección grave, pero rara, que causa que el hígado y el cerebro se inflamen. Este puede ser mortal si no se administra tratamiento temprano. Llame a su médico si su hijo parece confundido, tiene convulsiones o ha perdido el conocimiento.

¿Puede prevenirse o evitarse la enfermedad de manos, pies y boca?

La enfermedad de manos, pies y boca es contagiosa, así que es importante evitar el contacto con cualquier persona que la tenga. Una forma en la que la enfermedad de manos, pies y boca se contagia es por medio de las diminutas gotitas que salen de la nariz o boca de una persona al toser o estornudar. El virus entra a su cuerpo cuando usted se toca la nariz o la boca después de tocar algo contaminado con el virus (las gotitas, perillas de las puertas, pañales, el líquido de las llagas o ampollas). Usted o su hijo no podrán saber siempre cuando otra persona tenga el virus (en las primeras etapas), así que es importante que toda su familia se lave bien las manos siempre.

Vivir con la enfermedad de manos, pies y boca

Vivir con la enfermedad de manos, pies y boca es un desafío de corto plazo ya que el virus desaparece aproximadamente después de una semana. Como padre que cuida de un hijo que tiene el virus, sus objetivos principales son mantener a su hijo cómodo, en casa para que descanse y alejado de situaciones en la que podría infectar a otras personas.

Preguntas

Preguntas que debe hacerle a su médico

  • ¿Se contagia el virus al tocar las llagas o ampollas?
  • ¿Puede usted aplicar un ungüento en las llagas para aliviar el dolor?
  • ¿Las llagas o ampollas le dejan cicatrices de largo plazo?
  • ¿Las llagas dentro de la boca tardarán más en cicatrizar que las de las manos y los pies?
  • ¿Por cuánto tiempo es contagioso mi hijo?