Enfermedad de Kawasaki

Descripción general

¿Qué es la enfermedad de Kawasaki?

La enfermedad de Kawasaki es una enfermedad que pueden tener los niños pequeños (por lo general, los niños menores de 5 años).

¿Cuán pronto se recuperará mi hijo de la enfermedad de Kawasaki?

Por lo general, un niño tarda algunas semanas en recuperarse de la enfermedad de Kawasaki. Deberá hacer que su hijo se quede en el hogar y no vaya a la escuela ni a la guardería hasta que se sienta lo suficientemente fuerte como para regresar.

Síntomas

¿Cuáles son los síntomas de la enfermedad de Kawasaki?

La enfermedad de Kawasaki puede provocar cualquiera de los siguientes síntomas:

  • Fiebre.

  • Sarpullido.

  • Ojos enrojecidos.

  • Ganglios linfáticos hinchados.

  • Problemas cardíacos.

  • Problemas articulares.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa de la enfermedad de Kawasaki?

Nadie conoce cuál es la causa de la enfermedad de Kawasaki. Algunos médicos piensan que puede ser provocada por un virus o una bacteria. La enfermedad puede durar desde 2 semanas hasta algunos meses.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo sabrá mi médico que mi hijo tiene la enfermedad de Kawasaki?

Su médico ha realizado un examen a su hijo y le ha preguntado sobre sus síntomas. No hay una prueba especial para la enfermedad de Kawasaki, pero su médico podrá realizar algunas pruebas para ver si es posible que otra enfermedad esté provocando los síntomas.

Los niños que tienen la enfermedad de Kawasaki presentan fiebre (a veces tan alta como 104 °F) durante 5 días o más. Por lo general, también tienen, al menos, 4 de los siguientes síntomas:

Algunos niños que tienen la enfermedad de Kawasaki también presentan diarrea, vómitos y dolor de estómago. La enfermedad de Kawasaki podría hacer que su hijo esté muy irritable y enfadado.

  • Un sarpullido rojizo e irregular que puede cubrir todo el cuerpo.

  • Ganglios linfáticos hinchados en el cuello.

  • Manos y pies hinchados y enrojecidos y, más adelante durante la enfermedad, descamación de la piel en los dedos de las manos y de los pies.

  • Cambios en los labios y en la boca, como labios rojos y partidos, una lengua muy roja y enrojecimiento en la boca y en la parte de atrás de la garganta.

  • Ojos rojos, enrojecidos.

Tratamiento

¿Cómo se trata la enfermedad de Kawasaki?

Su médico le recetará medicamentos para hacer que su hijo se sienta mejor y para prevenir los problemas que puede provocar la enfermedad de Kawasaki.

Su médico podría también dar a su hijo un medicamento que se llama inmunoglobulina para ayudar a prevenir problemas cardíacos. La inmunoglobulina se administra por vía intravenosa (a través de las venas de su hijo) durante varias horas. Debe administrarse en el hospital.

Es posible que su médico administre dosis altas de aspirina a su hijo para reducir la fiebre. La aspirina también ayuda a reducir el sarpullido y el dolor articular. Puede evitar que se produzcan coágulos en la sangre de su hijo. Después de que la fiebre desaparece, su médico podría administrar una dosis más baja de aspirina a su hijo durante varias semanas para reducir la probabilidad de que tenga problemas cardíacos. (Sin embargo, si su hijo contrae gripe o varicela en este período, usted deberá dejar de administrar aspirina a su hijo durante un tiempo. Cuando los niños toman aspirina durante una gripe o cuando tienen varicela, pueden contraer otra enfermedad que se llama síndrome de Reye. Por este motivo, no le dé aspirina a su hijo, a menos que su médico se lo indique).

Complicaciones

¿Cuán grave es la enfermedad de Kawasaki?

Puede sentirse un poco asustado al descubrir que su hijo tiene la enfermedad de Kawasaki. Su hijo no se sentirá bien, y es posible que el sarpullido y otros signos de la enfermedad de Kawasaki tengan un aspecto atemorizante. Solo recuerde que la mayoría de los niños que tienen la enfermedad de Kawasaki se recuperan sin ningún problema.

Sin embargo, la enfermedad de Kawasaki puede provocar problemas cardíacos en 1 de cada 50 niños afectados por la enfermedad. Si su hijo desarrolla problemas cardíacos por la enfermedad de Kawasaki, su médico hablará con usted sobre cualquier atención especial que su hijo necesite.

La enfermedad de Kawasaki también puede provocarle a su hijo problemas como hinchazón en las articulaciones, pero estos desaparecen, por lo general, sin tratamiento especial. Es una ayuda que su médico descubra la enfermedad de Kawasaki en la primera etapa y que comience el tratamiento de inmediato. El tratamiento temprano implica que su hijo probablemente no tendrá problemas cardíacos ni articulares duraderos.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Es posible que mi hijo tenga gripe o un resfriado en vez de la enfermedad de Kawasaki?

  • ¿Qué es lo mejor que puedo hacer para que mi hijo esté más cómodo mientras tiene la enfermedad de Kawasaki?

  • ¿Debo mantener a mis otros hijos alejados de mi hijo mientras tiene la enfermedad de Kawasaki?

  • ¿Qué medicamentos pueden ayudar a mi hijo?

  • ¿Es seguro darle aspirina a mi hijo?

  • ¿Cuándo debo llamar si mi hijo empeora?

  • Mi hijo se queja de que le duelen las articulaciones. ¿Qué debo hacer?

  • Mi hijo tiene un sarpullido. ¿Puedo usar una pomada para hacer que se sienta mejor?

  • ¿Debo informar a la escuela/la guardería de mi hijo que tiene la enfermedad de Kawasaki?

  • ¿Puedo contagiarme la enfermedad de Kawasaki de mi hijo?

Las Citas

  • Kawasaki Disease by KA Taubert, ST Shulman( 06/01/99, http://www.aafp.org/afp/990600ap/3093.html)