Dedo en martillo

Descripción general

¿Qué es el dedo en martillo?

Cuando una persona tiene dedo en martillo, la punta del dedo del pie se dobla hacia abajo y la articulación del medio se curva hacia arriba. Finalmente, el dedo del pie queda atascado en una posición rígida, como una garra. Cuando el interior del calzado se frota contra un dedo en martillo, es posible que se formen callos, ampollas o callosidades en la parte de arriba del dedo del pie o en la parte de abajo del pie. Esto puede hacer que caminar sea doloroso. También es posible que tenga dolor en la articulación en que el dedo gordo se une con el pie.

Por lo general, el dedo en martillo afecta el segundo dedo del pie de una persona (el dedo del pie que está junto al dedo gordo), pero también puede afectar otros dedos del pie.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa del dedo en martillo?

Las personas que nacen con huesos largos en los dedos del pie tienen más probabilidades de desarrollar dedo en martillo. Los niños que usan calzado que les queda chico pueden desarrollar esta afección. Las personas que usan calzado muy estrecho o tacos altos también tienen más probabilidades de desarrollar un dedo en martillo.

A veces, la presión producida por un juanete puede provocar dedo en martillo. La artritis reumatoide es otro factor de riesgo.

Tratamiento

¿Cómo se trata el dedo en martillo?

Si el dedo del pie afectado aún tiene flexibilidad, tal vez se pueda tratar vendando o entablillando el dedo del pie para mantenerlo derecho. Su médico de familia puede mostrarle cómo hacer esto. También puede probar usar zapatos correctivos, cobertores de callos y otros dispositivos para reducir el dolor.

Es posible que deba hacer determinados ejercicios para mantener la flexibilidad de las articulaciones del dedo del pie. Por ejemplo, es posible que deba mover y estirar el dedo del pie suavemente con las manos. También puede hacer ejercicios levantando cosas con los dedos del pie. Los objetos pequeños o suaves, como las canicas o las toallas, funcionan mejor.

Si el dedo en martillo le empieza a doler, es posible que deba aplicar una compresa de hielo varias veces al día. Esto puede ayudar a aliviar el dolor y la hinchazón. Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (que también se llaman AINE), como ibuprofeno (dos marcas: Advil, Motrin) o naproxeno (una marca: Aleve), pueden ser útiles. Si el dolor y la hinchazón son intensos, es posible que su médico deba aplicarle una inyección de corticosteroides en la articulación del dedo del pie.

¿Necesitaré cirugía para el dedo en martillo?

Si tiene un caso grave de dedo en martillo o si el dedo del pie afectado ha perdido la flexibilidad, es posible que necesite cirugía para enderezar la articulación del dedo del pie. La cirugía requiere solo un anestésico local (un medicamento para adormecer el área afectada) y, por lo general, un procedimiento ambulatorio. Esto significa que no es necesario que permanezca en el hospital para la cirugía.

Prevención

¿Cómo puedo prevenir el dedo en martillo?

Evite usar calzado que es estrecho o que no le calza bien. Tampoco use tacos de más de 2 pulgadas. En cambio, elija calzado con un amplio espacio en la punta que deje ½ pulgada entre el extremo del dedo más largo del pie y la punta interior del calzado.

Verifique con frecuencia que el calzado de su hijo calce bien, en especial cuando está teniendo un estirón de crecimiento.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Cuál es la causa probable de mi dedo en martillo?

  • ¿Cómo sé que el calzado de mi hijo calza correctamente?

  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento para mí? ¿Necesitaré cirugía?

  • ¿Cuánto tiempo pasará hasta que pueda esperar que se alivien mis síntomas?

  • ¿Es posible que mis síntomas reaparezcan, incluso después del tratamiento?

  • ¿Es seguro para mí hacer ejercicio? ¿Qué tipo de calzado debo usar?