¿Cómo se diagnostica la fibrosis pulmonar idiopática?

Diagnosticar la fibrosis pulmonar idiopática es habitualmente un proceso largo y difícil. Esto se debe a que la fibrosis pulmonar idiopática es una enfermedad poco común (rara) con la que algunos médicos no están familiarizados. Sus síntomas (que incluyen tos persistente, falta de aliento y fatiga) son frecuentes y se encuentran en muchas otras enfermedades respiratorias y de otro tipo; por ello es fácil confundir la fibrosis pulmonar idiopática con otras afecciones.Para muchas personas, recibir el diagnóstico correcto puede tardar de 1 a 2 años después de que ocurren los síntomas.

Sin embargo, es muy importante recibir un diagnóstico temprano, puesto que la fibrosis pulmonar idiopática es una enfermedad progresiva, que significa que empeora con el tiempo. Al recibir un diagnóstico temprano es posible iniciar antes los tratamientos que hacen más lento el avance de la enfermedad. Cuanto antes reciba el diagnóstico, antes podrá comenzar a evaluar con su médico de cabecera las opciones de tratamiento. Puede seguir algunos pasos para ayudar a acelerar el proceso de diagnóstico.

Prepararse para un posible diagnóstico

Valoración de los síntomas y factores de riesgo

El primer paso en el proceso de diagnóstico es conocer claramente cuáles son sus síntomas. Una vez que puede identificar qué síntomas tiene, estará mejor preparado para explicarle al médico exactamente cómo se siente. Cuanta más información tenga el médico sobre sus síntomas y antecedentes médicos, mejor.

A veces puede ser difícil recordar durante la cita todos los síntomas que tiene. Por eso, puede ser de ayuda escribir la información de antemano. Así puede ir a la cita preparado para darle al médico una descripción clara y completa de los síntomas que tiene.

[spb_boxed_content box_link_target=”_self” width=”1/1″ el_position=”first last”]

Si le parece que podría tener fibrosis pulmonar idiopática, el siguiente paso es hablar con su médico de cabecera.

[/spb_boxed_content]

Buscar un neumonólogo

El neumonólogo es el médico especialista en enfermedades de los pulmones. Si le parece que podría tener fibrosis pulmonar idiopática, hable con su médico de cabecera sobre la posibilidad de que lo remita a un neumonólogo. Los neumonólogos seguramente estarán familiarizados con la fibrosis pulmonar idiopática y, por lo tanto, podrán hacer un diagnóstico preciso en menos tiempo.

También hay centros médicos especializados en enfermedades pulmonares. Es muy probable que estos centros médicos cuenten con la experiencia necesaria para llevar adelante el diagnóstico y el tratamiento de pacientes con fibrosis pulmonar idiopática.

 

Qué puede esperar durante la cita

Pruebas y herramientas de diagnóstico

Ahora que sabe cómo prepararse para la cita, hablemos de lo que puede esperar que ocurra durante la cita. Junto con la revisión de sus antecedentes médicos y la realización de una exploración física, es muy probable que el médico haga uso de varias pruebas para diagnosticar la fibrosis pulmonar idiopática. Pueden incluir:

 

Tomografía computarizada de alta resolución de los pulmonesOfrece una imagen detallada de los pulmones para ayudar al médico a identificar tejido cicatricial y diagnosticar o excluir fibrosis pulmonar idiopática en una etapa temprana.
Biopsia pulmonar quirúrgicaSi es necesaria, durante una biopsia pulmonar, el médico tomará muestras de tejido pulmonar y luego las examinará bajo el microscopio para ayudar a excluir otras enfermedades o diagnosticar fibrosis pulmonar idiopática.
Gasometría arterialSi es necesaria, el médico le hará un análisis de sangre que mide la cantidad de oxígeno y otros gases presentes en la sangre.
Broncoscopia con lavado broncoalveolarSi es necesaria, el médico utiliza un tubo delgado y flexible con una pequeña cámara en el extremo para examinar las vías respiratorias del pulmón durante la broncoscopia.

El lavado broncoalveolar puede realizarse durante la broncoscopia y permite a los médicos obtener células de alrededor de los sacos alveolares de los pulmones para examinarlas.
Radiografía de tóraxUn tipo de prueba de esfuerzo es la “prueba de caminata de 6 minutos”; durante esta prueba, el médico le pedirá que camine para determinar el funcionamiento del corazón y los pulmones durante la actividad física.
PulsioximetríaImplica el uso de un pequeño sensor colocado en la punta del dedo o en el lóbulo de la oreja. Utiliza luz para medir la cantidad de oxígeno en la sangre.
Pruebas funcionales pulmonaresMiden las características al inhalar y exhalar a través de un tubo.

Si tiene síntomas o le parece que podría tener fibrosis pulmonar idiopática, asegúrese de hacer una cita con su médico de cabecera. En la cita, recuerde hablar con el médico sobre sus síntomas y las posibles pruebas de diagnóstico. Así podrá ayudar al médico a entender cómo se siente y, en última instancia, podrá recibir a tiempo un diagnóstico preciso.

 

Elabore su propia Guía de conversación con el médico