Citomegalovirus

Citomegalovirus

¿Qué es el citomegalovirus?

El citomegalovirus (CMV) es un virus común. La mayoría de las personas están expuestas al virus durante la infancia. Se cree que se diagnostica a la mayoría de los adultos con el virus a los 40 años. Muchas personas están infectadas con CMV y no lo saben. Esto se debe a que el virus rara vez causa síntomas. Por lo general no causa problemas a largo plazo. Sin embargo, el CMV puede causar problemas en las personas que tienen un sistema inmunológico debilitado. También puede causar problemas en un recién nacido si la madre contrae la infección durante el embarazo.

Los síntomas del citomegalovirus

Por lo general, el CMV no causa síntomas. A veces, causa síntomas leves. Algunas personas tienen síntomas que son similares a los del virus de la mononucleosis. Los síntomas del CMV pueden incluir:

  • Dolor de garganta
  • Ganglios linfáticos inflamados
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Debilidad
  • Dolores musculares
  • Pérdida del apetito.

Los recién nacidos infectados con CMV en el útero pueden estar muy enfermos cuando nacen. Los síntomas al nacer pueden incluir:

  • Ictericia (coloración amarillenta de la piel)
  • Bajo peso al nacer
  • Convulsiones
  • Agrandamiento del bazo
  • Agrandamiento del hígado

Las personas que toman medicamentos inmunosupresores para enfermedades como el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) o a causa de tener un trasplante de órganos, pueden tener síntomas graves. Los medicamentos inmunosupresores reducen o suprimen el sistema inmune. Los síntomas de CMV grave incluyen:

  • Ceguera
  • Neumonitis (inflamación de las vías respiratorias)
  • Diarrea
  • sangrantes en el esófago (tráquea) o los intestinos (zona del estómago)
  • Inflamación del cerebro
  • Convulsiones

Es probable que el CMV cause problemas de visión en personas que tienen sistemas inmunes debilitados. Así que si usted tiene ciertas enfermedades, como el VIH o el SIDA, su médico puede recomendar que visite a un oftalmólogo para detectar si tiene una infección. Informe a su médico si tiene visión indolora, borrosa (miodesopsia) en un ojo, destellos de luz, o áreas de ceguera. También informe a su médico si está experimentando dificultad frecuente para respirar con síntomas similares a la gripe, o si está teniendo problemas de audición.

¿Qué causa el citomegalovirus?

El virus es similar a los virus que causan la varicela y la mononucleosis. Ingresa a los fluidos corporales, como saliva, sangre, orina, semen y leche materna. Una persona puede transmitir el virus a los demás cuando este está activo en su sistema. Se contagia de una persona a otra a través del contacto sexual o por contacto con la sangre y otros fluidos corporales. El CMV rara vez se transmite por transfusión de sangre o trasplante de órganos.

Si una mujer embarazada pasa el CMV a su bebé no nato, podría causar un aborto espontáneo, muerte fetal o la muerte del recién nacido. Los recién nacidos que sobreviven tienen un mayor riesgo de pérdida de la audición y discapacidad mental. Sin embargo, sólo un pequeño porcentaje de recién nacidos infectados con CMV durante el embarazo experimentan problemas a causa del virus. La mayoría nacen sanos o con síntomas leves de CMV.

¿Cómo se diagnostica el citomegalovirus?

El CMV se diagnostica con un análisis de sangre. Si está embarazada, es posible que su médico quiera hacerle pruebas para verificar si tiene CMV. Si es portadora del virus, su médico puede sugerir una prueba llamada amniocentesis. Durante esta prueba, se inserta una aguja en el útero de la madre para recoger una muestra del líquido que rodea al bebé. El líquido será enviado a un laboratorio para su análisis.

¿Se puede prevenir o evitar el citomegalovirus?

Lavarse las manos con cuidado y frecuentemente con agua y jabón puede ayudar a prevenir la propagación del CMV. Las guarderías son zonas de alto riesgo para los niños de 1 a 3 años de edad. Las personas que cuidan a alguien y tienen un diagnóstico de VIH, SIDA, o que tienen sistemas inmunitarios debilitados por trasplante de órganos, deben usar guantes cuando trabajan con fluidos corporales. Evite los besos y el contacto sexual con una persona que se sabe que está infectada. Practique siempre sexo seguro usando condones.

Tratamiento del citomegalovirus

Para las personas sanas, el CMV por lo general no requiere tratamiento. Si su sistema inmunitario está debilitado, el médico puede usar un medicamento para tratar el CMV. Sin embargo, dado que el CMV es un virus, los antibióticos regulares no funcionan. En general se recetan medicamentos antivirales. Esto ralentiza el virus. Sin embargo, no pueden curar el CMV.

Si usted está embarazada y su bebé tiene CMV, su médico probablemente revisará a su bebé una vez que haya nacido para detectar problemas de salud y que se los pueda tratar a tiempo. Los síntomas tratables en los recién nacidos incluyen neumonía, pérdida de la audición e inflamación de los ojos.

Vivir con el citomegalovirus

Cuando el virus está inactivo (no hay signos de síntomas), no produce ninguna molestia. Cuando el virus está activo, los síntomas pueden afectar su calidad de vida. Consulte a su médico para obtener recomendaciones sobre los medios para reducir el malestar de los síntomas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Hay alguna actividad que debería restringir mientras estoy enfermo?
  • ¿Cuánto tiempo debo mantener a mi hijo en casa, sin ir a la escuela?
  • ¿Por cuánto tiempo contagiaré?
  • Tengo VIH. ¿Necesito algún tratamiento especial?

Anuncio