Candidiasis vaginal

Última actualización marzo 2021 | Este artículo fue creado por el personal editorial de familydoctor.org y revisado por Leisa Bailey, MD

¿Qué es una candidiasis vaginal?

Las infecciones vaginales fúngicas son causadas por un hongo llamado Cándida. Los hongos son organismos diminutos que normalmente viven en pequeñas cantidades en la piel y dentro de la vagina. El ambiente ácido de la vagina ayuda a evitar que el hongo crezca. Sin embargo, si la vagina se vuelve menos ácida, pueden crecer demasiados hongos y causar una infección vaginal.

Las infecciones fúngicas son comunes: cada 3 de cada 4 mujeres tendrá una en su vida. La mitad de todas las mujeres tienen más de una infección en su vida.

Síntomas de una candidiasis

Las infecciones fúngicas pueden ser muy incómodas, pero generalmente no son graves. Los síntomas incluyen:

  • Comezón y ardor en la vagina y alrededor de la vulva (la piel que rodea la vagina)
  • Un flujo vaginal blanco que puede parecerse al requesón
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Inflamación de la vulva
  • Dolor al orinar

¿Qué causa las infecciones fúngicas?

El equilibrio ácido de la vagina puede modificarse por varios factores, que incluyen:

  • Su período (menstruación)
  • Embarazo
  • Diabetes
  • Productos de ducha vaginal
  • Algunos antibióticos
  • Píldoras anticonceptivas
  • Esteroides

La humedad y la irritación de la vagina también parecen estimular el crecimiento de los hongos.

¿Cómo se diagnostican las infecciones fúngicas?

Si tiene síntomas de una candidiasis, su médico querrá hablar con usted sobre sus síntomas. También realizará un examen pélvico para observar su vulva y vagina. Su médico también puede tomar una muestra de su flujo vaginal. Esta muestra se enviará a un laboratorio para ayudar a determinar si tiene una candidiasis.

¿Se pueden prevenir o evitar las infecciones fúngicas?

Aquí hay algunas cosas que puede hacer para ayudar a prevenir una candidiasis:

  • No use ropa ajustada ni hecha de material sintético.
  • Use bragas de algodón.
  • No use pantimedias o leotardos todos los días.
  • Use su secador de pelo en una temperatura baja y fresca para ayudar a secar su área genital después de bañarse o ducharse y antes de vestirse.
  • Cámbiese los trajes de baño mojados u otra ropa húmeda tan pronto como pueda.
  • No use duchas vaginales ni aerosoles de higiene femenina, toallas sanitarias desodorantes ni tampones.
  • Evite el uso de papel higiénico de color o perfumado.

Tratamiento de la candidiasis

En general, las infecciones fúngicas se tratan con un medicamento que se coloca en la vagina. Este medicamento puede ser una crema que se inserta con un aplicador especial. O el medicamento puede ser un supositorio que coloca en la vagina y permite que se disuelva por sí solo. También se encuentran disponibles medicamentos en forma de píldora para tomar por vía oral. Algunos medicamentos están disponibles en forma de crema que se puede aplicar en la vulva para ayudar a aliviar la comezón.

Si ha tenido una candidiasis anteriormente y tiene síntomas clásicos, es posible que desee tratar la infección con medicamentos de venta libre. Hay muchas marcas disponibles que ofrecen cremas (dos marcas: Monistat y Vagisil) y supositorios (una marca: NutraBlast).

Aunque es poco común, puede transmitirle una candidiasis a su pareja a través de las relaciones sexuales. Hable con su médico sobre las opciones de tratamiento si su pareja comienza a desarrollar síntomas de una candidiasis.

Vivir con candidiasis

Asegúrese de ver a su médico la primera vez que tenga síntomas de una candidiasis. Es muy importante que se asegure de tener una candidiasis y no otra infección más grave. Los síntomas de una candidiasis vaginal también son síntomas de otras infecciones, como algunas infecciones de transmisión sexual (ITS). Tratarse usted misma para una candidiasis cuando en realidad tiene otro tipo de infección puede empeorar el problema.

Algunas mujeres (alrededor del 5%) tienen infecciones fúngicas recurrentes. Esto significa que contraen más de 4 infecciones vaginales fúngicas en un año. Esta condición se llama candidiasis vulvovaginal recidivante (RVVC, por sus siglas en inglés). Si tiene varias infecciones fúngicas cada año, hable con su médico. Es posible que pueda recetarle un tratamiento que pueda ayudar a prevenir que la infección regrese con tanta frecuencia.

Si le han diagnosticado muchas infecciones fúngicas a lo largo de los años, hable con su médico sobre los medicamentos que puede comprar sin receta médica para aliviar sus síntomas y tratar la infección.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Mis síntomas indican una candidiasis?
  • ¿Necesito alguna prueba, como para infecciones de transmisión sexual?
  • ¿Cuál es la causa probable de mi candidiasis?
  • ¿Qué tratamiento me recomienda? ¿Puedo usar medicamentos de venta libre?
  • ¿Mi pareja sexual necesita tratamiento?
  • ¿Es seguro para mí tener relaciones sexuales o debo esperar hasta terminar el tratamiento?
  • ¿Qué debo hacer si contraigo otra candidiasis? ¿Necesito volver a consultarlo?