Cáncer de estómago

¿Qué es el cáncer de estómago?

El cáncer de estómago (también llamado cáncer gástrico) es el crecimiento de las células cancerosas en el revestimiento y la pared del estómago.

Síntomas del cáncer de estómago

Algunas veces, el cáncer puede crecer en el estómago por un tiempo prolongado antes de que cause síntomas. En las primeras etapas, el cáncer de estómago puede causar los siguientes síntomas:

  • indigestión, o malestar o acidez estomacal;
  • nauseas;
  • pérdida del apetito;
  • fatiga.

Cuando el cáncer es más grande, puede causar estos síntomas:

  • sangre en las heces o heces de color negro;
  • sensación de hinchazón después de comer, incluso cuando se come una pequeña cantidad;
  • vómitos después de las comidas;
  • pérdida de peso involuntaria;
  • dolor de estómago, especialmente después de las comidas;
  • debilidad y fatiga.

Muchos de estos síntomas pueden ser causados ​​por afecciones distintas al cáncer. Sin embargo, si tiene alguno de estos problemas y no desaparecen, hable con su médico. Cuanto más temprano se encuentre el cáncer de estómago, mejores serán las posibilidades de realizar un tratamiento efectivo.

¿Qué causa el cáncer de estómago?

Sus posibilidades de contraer cáncer de estómago son mayores si ha tenido una infección estomacal causada por una bacteria llamada Helicobacter pylori, que también causa úlceras en el estómago. También es más probable que tenga cáncer de estómago si:

  • es hombre;
  • tiene más de 50 años de edad;
  • tiene un pariente cercano que haya tenido cáncer de estómago;
  • fuma;
  • abusa del alcohol;
  • es afroamericano, hispanoamericano, asiático o isleño del Pacífico;
  • tiene pólipos en el estómago (pequeños crecimientos en el revestimiento del estómago).

¿Cómo se diagnostica el cáncer de estómago?

Si su médico sospecha que podría tener cáncer de estómago, revisará su historial médico y realizará un examen físico completo. El médico podría usar una endoscopia para tratar de ver el tumor. Para este examen, el médico le colocará un tubo delgado y suave en la boca y lo pasará al estómago. El médico puede darle medicamentos antes de la prueba para que se sienta más cómodo.

Durante la endoscopia, es posible que el médico le quite una muestra de su estómago para verificar si hay células cancerosas. Esto se conoce como biopsia. La muestra luego se envía a un laboratorio donde se observa bajo un microscopio para determinar si es cancerosa.

¿Se puede prevenir o evitar el cáncer de estómago?

No hay forma de prevenir el cáncer de estómago. Sin embargo, puede ayudar a reducir el riesgo de cáncer de estómago al no fumar y al limitar la cantidad de alcohol que bebe. Además, consuma una dieta rica en frutas y verduras frescas.

Tratamiento del cáncer de estómago

Los tratamientos para el cáncer de estómago incluyen cirugía, quimioterapia, radioterapia o una combinación de estos tratamientos. La elección del tratamiento depende de si el cáncer está solo en el estómago o si se ha diseminado a otros lugares del cuerpo. Su edad y su salud general también afectarán la elección del tratamiento.

Vivir con cáncer de estómago

El tratamiento médico puede haber eliminado o destruido su cáncer. Aunque se sienta aliviado, también puede preocuparse. Puede tener miedo de que el cáncer vuelva a aparecer. Es completamente normal que se sienta así. Puede ser reconfortante saber que su médico aún querrá controlarlo de cerca. Es posible que necesite ver a su médico cada 3 a 6 meses durante algunos años.

Si parte de su tratamiento contra el cáncer involucró la extirpación total o parcial del estómago, el médico lo derivará a un nutricionista. El nutricionista lo ayudará a planificar las comidas para que pueda obtener las vitaminas y los minerales que su cuerpo necesita. Es posible que también deba tomar suplementos vitamínicos.

Después del tratamiento, es posible que su cáncer no desaparezca por completo. Puede convertirse en una enfermedad crónica. Esto puede ser estresante para usted y sus seres queridos. Es posible que necesite quimioterapia u otros tratamientos para ayudar a controlar el cáncer. Estos tratamientos pueden mantener el cáncer pequeño y evitar que crezca. Cuando no está creciendo, puede tomar un descanso del tratamiento hasta que comience a crecer nuevamente.

Si tiene cáncer crónico, es importante buscar apoyo para usted y su familia. Hable con un terapeuta, un ministro o rabino, o un grupo de apoyo. Sepa que no enfrenta el cáncer solo.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Tengo una úlcera de estómago. ¿Tengo más probabilidades de tener cáncer de estómago?
  • ¿Seguir una dieta saludable me ayudará a evitar el cáncer de estómago?
  • Mi padre tenía cáncer de estómago. ¿Deberían hacerme pruebas para detectarlo?
  • ¿Cuál es la mejor opción de tratamiento para mi cáncer de estómago?
  • ¿Podré comer normalmente después de mi tratamiento?
  • Después del tratamiento, ¿tendré que volver a menudo para asegurarme de que mi cáncer de estómago no regrese?
  • Durante el tratamiento y después de este, ¿debería dejar de beber alcohol?