Cálculos en la vejiga

Descripción general

¿Qué son los cálculos en la vejiga?

La vejiga es un órgano que forma parte del proceso de eliminación de los desechos del cuerpo. Tiene forma de saco o globo. Los riñones eliminan los desechos de su sistema. Los restos se mezclan con agua, llamada orina, y se dirigen a la vejiga. La orina se almacena allí hasta que se llena y luego uno la vacía. La orina sale de la vejiga por la uretra. Desde allí, sale de su cuerpo.

Algunas veces, no se vacía toda la orina de la vejiga. Los elementos en la orina pueden formar cristales que se endurecen y forman cálculos en la vejiga. Los cálculos varían en tamaño y forma. Se producen principalmente en los hombres.

Síntomas

Síntomas de cálculos en la vejiga

No todo el que tiene cálculos en la vejiga tendrá síntomas. Dos factores pueden desencadenarlos. Uno es que las piedras pueden empezar a frotar el revestimiento de la vejiga. El segundo es que las piedras pueden bloquear la salida de orina de la vejiga.

Los síntomas incluyen:

  • dolor o presión en el estómago;
  • orina turbia o de color oscuro;
  • sangre en la orina;
  • micción frecuente o dolorosa;
  • dificultad para orinar, o pérdida del control de la orina;
  • en los hombres, dolor en el pene.

¿Que causa los cálculos en la vejiga?

La mayoría se forma a partir de minerales, que pueden encontrarse en la orina que queda en la vejiga. Los problemas más comunes que conducen a cálculos en la vejiga incluyen:

  • Agrandamiento de la próstata. Los hombres tienen una glándula llamada próstata, ubicada cerca de la uretra, junto a la vejiga. Cuando la próstata se expande, ejerce presión sobre la uretra. Eso puede ocasionar pérdidas de orina desde la vejiga. El agrandamiento de la próstata se produce en una gran cantidad de hombres a medida que envejecen.
  • Inflamación de la vejiga. Ciertas infecciones pueden producir molestias en la vejiga: la más común es la del tracto urinario. La radiación en la zona pélvica es otra causa posible.
  • Daño en un nervio. Los nervios indican cuando la vejiga está llena y necesita vaciarse. Si están dañados, puede tener problemas con el flujo de orina. Las lesiones de la médula espinal y los ataques cerebrales pueden dañar los nervios.
  • Cirugía de vejiga. Las personas que no pueden controlar el flujo de orina pueden necesitar una cirugía. Este agrandamiento de la forma de la vejiga puede producir cálculos en la vejiga.
  • Cistocele. Esta es una afección de las mujeres, en la que la pared de la vejiga se debilita y se cae. Eso crea una presión en el área pélvica que puede afectar el flujo de orina y llevar al desarrollo de cálculos en la vejiga.

También pueden ser el resultado de orina demasiado ácida o concentrada. Aunque es poco frecuente que puedan ingresar en su vejiga objetos extraños, un ejemplo es una pieza de un dispositivo médico utilizado en una cirugía. Eso pueden ocasionar la formación de cálculos en la vejiga.

Los cálculos renales tienen síntomas similares, pero no son iguales. Los renales no siempre desaparecen por sí solos. Si se quedan atascados en la vejiga, pueden producir allí nuevos cálculos.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo se diagnostican los cálculos en la vejiga?

Se necesita atención médica para diagnosticarlos. Su médico puede indicarle algunos exámenes para encontrar los cálculos y determinar la causa, que pueden ser:

  • Examen físico. Su médico revisará su estómago para ver si tiene dolor o presión. En los hombres, el médico también puede realizar un examen rectal para determinar el estado de la próstata.
  • Análisis de orina. Hay dos maneras de examinar su orina: un análisis y un cultivo. Usted proporcionará una muestra de orina de la mitad de la micción. Usará toallitas estériles para limpiar primero su pene o vagina para impedir que ingresen gérmenes en su muestra. El laboratorio analizará su orina en busca de bacterias, sangre y señales de cálculos en la vejiga. También examinará si hay infecciones, como una urinaria, por ejemplo.
  • Radiografía. Su médico podría indicarle una radiografía de su área pélvica. Algunas formas de cálculos en la vejiga son visibles.
  • Tomografía computada (TC). No todos los cálculos en la vejiga se pueden ver en una radiografía: en ese caso se podría hacer una tomografía computada.
  • Diagnóstico por imágenes del tracto urinario. Su médico le inyectará un líquido especial en las venas, que fluirá por su tracto urinario. Una vez que llegue a los órganos, se tomará la radiografía. El contraste del líquido hará que se vean mejor los cálculos en la vejiga.
  • Ultrasonido. Permite identificar los cálculos por medio de sonido en lugar de radiación.
  • Cistoscopia. Su médico podría necesitar echar un vistazo más detallado al interior de su vejiga. En este estudio se le insertará un pequeño tubo con una cámara en la uretra. El examen detectará cualquier anomalía.

¿Se pueden prevenir o evitar los cálculos en la vejiga?

Los que resultan de una afección relacionada son difíciles de prevenir. Ayuda que se comunique con su médico en cuanto tenga algún síntoma. Se debe tratar una infección urinaria antes de que puedan formarse cálculos en la vejiga.

Puede reducir su riesgo si se mantiene saludable. Asegúrese de beber mucha agua: entre 6 y 8 vasos en promedio. Pregunte a su médico qué es lo mejor para usted. No haga dietas con alto contenido de grasa, sal o azúcar.

Evite el tabaco y las drogas ilegales: los riñones pueden tener problemas para deshacerse de los productos químicos nocivos en ellos. Si las sustancias químicas se acumulan, pueden formar cálculos en la vejiga.

Tratamiento

Tratamiento de los cálculos en la vejiga

Algunos cálculos en la vejiga se eliminarán por sí solos. Beber agua extra ayudará a expulsarlos con la orina. Puede experimentar algún dolor cuando dejan su cuerpo. Por lo general, esto solo funciona si se los detecta en forma temprana o son muy pequeños.

En la mayoría de los casos, el médico deberá extraerlos. Hay dos formas principales de hacerlo: la más común es con el uso de un cistoscopio. El médico le insertará en la uretra el pequeño tubo con una cámara, que detectará los cálculos en la vejiga. Luego utilizará un láser o ultrasonido para romperlos. También puede utilizar un dispositivo médico. Los líquidos expulsarán las partes restantes.

Algunas veces, los cálculos son demasiado grandes para pasar por la uretra. En ese caso, su médico tendrá que practicar una pequeña abertura cerca de la pelvis, y por ella retirará los cálculos de su vejiga. La cirugía requiere algún tipo de anestesia. Podría tener que permanecer en el hospital.

Vivir con cálculos en la vejiga

Después de la cirugía, su médico comprobará que todos los cálculos se hayan eliminado. Podrá repetir análisis para hacerlo. También podría recetarle un medicamento para prevenir una infección.

Según sea la causa de sus cálculos, podría requerir más tratamiento. Si el médico encuentra un tumor en su vejiga, hará pruebas para detectar cáncer. La recomendación clínica actual de la Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP, por sus siglas en inglés) no incluye detección preventiva de rutina para el cáncer de vejiga.

Si no recibe tratamiento para los cálculos, puede tener sufrir un daño crónico, que incluye infecciones urinarias repetidas o lesiones en la vejiga, el riñón o la uretra.

Preguntas

Preguntas para hacer a su médico

  • ¿Cómo sé si tengo cálculos renales o cálculos en la vejiga?
  • Si tengo cálculos en la vejiga una vez, tengo más riesgo de volver a tenerlos?
  • ¿Cuáles son las probabilidades de que un tumor me provoque cálculos en la vejiga? ¿Cuáles son mis probabilidades de que el tumor sea canceroso?