Atresia esofágica y fístula traqueoesofágica

Descripción general

¿Qué es la atresia esofágica?

En los bebés con atresia esofágica, el esófago no está conectado con el estómago. Solo termina en una bolsa, de modo que nada de lo que el bebé traga ingresa en el estómago.

¿Qué es la fístula traqueoesofágica?

Una fístula es una conexión entre 2 de los conductos del cuerpo. Una fístula traqueoesofágica es cuando la tráquea (el conducto respiratorio que conecta la nariz y la boca con los pulmones) y el esófago (el conducto para tragar) están conectados. Con normalidad, estos conductos no están conectados. Cuando están conectados, pueden ingresar alimentos o leche en los pulmones de su bebé al tragar. Esto puede provocar problemas respiratorios e, incluso, neumonía.

¿Son estos problemas comunes?

Alrededor de 1 bebé de cada 4000 tiene uno de estos problemas o ambos. Por lo general, se producen juntos. Pero, a veces, un bebé tiene atresia sin fístula o fístula sin atresia.

Causas y factores de riesgo

¿Cuál es la causa de la atresia esofágica y la fístula traqueoesofágica?

Los médicos aún no están seguros de la causa exacta de estos problemas. Cuando el esófago y la tráquea de su hijo empezaron a desarrollarse en la matriz, lo hicieron a partir de la misma parte de tejido. A veces, los conductos no se desarrollan en forma correcta. No se considera que estos problemas sean hereditarios.

Diagnóstico y pruebas

¿Cómo sabe el médico que este es el problema que tiene mi bebé?

La mayoría de los bebés que tienen una de estas afecciones o ambas tienen problemas de alimentación de inmediato. Es posible que regurgiten mucho o que tengan mucosidad burbujeante en la boca. Si su bebé tiene una fístula, es posible que tenga dificultad para respirar. Si su médico cree que su bebé tiene una de estas afecciones, una radiografía puede ayudar a establecer el diagnóstico.

Tratamiento

¿Cómo se soluciona este problema?

Su bebé deberá realizarse una cirugía para solucionar el problema. Si su bebé tiene atresia, primero, debe conectarse el conducto para tragar con el estómago. Luego, si una fístula conecta el esófago con la tráquea, debe cerrarse. El médico de su hijo decidirá cuándo hacer la cirugía. Si el bebé no es prematuro ni tiene ningún otro problema (como neumonía u otros defectos de nacimiento), por lo general, la cirugía puede hacerse cuando el bebé solo tiene algunos días.

¿Durante cuánto tiempo mi bebé estará enfermo?

En casos sin complicaciones, es posible que su bebé coma tan pronto como una semana después de la cirugía. Mientras tanto, hasta que su bebé pueda tragar leche o leche de fórmula, será alimentado a través de una vena (esto se llama "IV") o a través de una sonda gástrica. Su bebé permanecerá en el hospital durante este tiempo.

Sin embargo, si su bebé nació prematuro o si la operación fue complicada, el tiempo de recuperación podría ser un poco más prolongado.

Complicaciones

¿Mi bebé tiene algún otro problema?

Algunos bebés con atresia esofágica también tienen problemas del corazón, problemas en los riñones, problemas estomacales e intestinales, o problemas musculares y óseos. Por lo general, un examen físico realizado por su médico, quizás con alguna otra imagen de radiografía o ecografía, mostrará si su bebé tiene otros problemas. Si su bebé tiene otros problemas, es posible que la cirugía de reparación del conducto para tragar tenga que esperar hasta que estos problemas puedan solucionarse.

¿Tendrá mi bebé otros problemas en el futuro?

A veces, los bebés que nacen con atresia esofágica tienen problemas a largo plazo, el más común es la enfermedad de reflujo gastroesofágico (GERD, por sus siglas en inglés). La GERD es similar a la acidez estomacal y, por lo general, puede tratarse con medicamentos.

Otro problema es el tejido cicatricial. A veces, el tejido cicatricial crece donde el esófago se conecta con el estómago. Este tejido cicatricial puede provocar dificultades o dolor al tragar debido a que los alimentos no pueden atravesar el tejido cicatricial con facilidad. A veces, es necesaria otra cirugía para abrir el tejido cicatricial.

Es posible que su hijo deba realizarse más radiografías o endoscopias más tarde para examinar el área donde se realizó la cirugía. La endoscopia es una manera de tomar una imagen del interior del cuerpo. En el esófago, se coloca un tubo delgado que sostiene una cámara diminuta. La imagen permite a su médico ver el interior del esófago y el estómago.

Preguntas que debe realizar a su médico

  • ¿Hay otras opciones además de la cirugía?

  • ¿Durante cuánto tiempo estará mi bebé en el hospital y cuánto tiempo llevará la recuperación?

  • ¿Qué afección de la salud se encuentra en riesgo de tener mi bebé y cómo puedo ayudar a prevenirla?

  • ¿Cuál es la causa de esta afección? ¿Fue heredada?

  • ¿Sentirá mi bebé dolor después de la cirugía?

  • ¿Qué medicamento ayudará en la recuperación de mi bebé? ¿Cuáles son los posibles efectos secundarios?

Las Citas

  • Esophageal Atresia and Tracheoesophageal Fistula by DC Clark( 02/15/99, http://www.aafp.org/afp/990215ap/910.html)