Abuso de medicamentos con receta en adultos mayores

¿Qué es el abuso de medicamentos recetados?

El abuso de medicamentos recetados es cuando la gente usa de manera incorrecta los medicamentos recetados. Podrían abusar de su propio medicamento de una manera que no es la instruida por el médico. Esto incluye tomar más medicamento de lo que necesitan o tomarlo cuando no lo necesitan. O pueden abusar de una receta que está destinada a otra persona. El abuso de medicamentos recetados también puede ocurrir cuando la gente mezcla los medicamentos con alcohol u otras drogas.

El abuso de medicamentos recetados es un término que se refiere a la utilización inadecuada de los medicamentos clasificador como “sustancias controladas” por la Administración para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés). Los ejemplos incluyen medicamentos que los médicos prescriben para tratar el dolor, la ansiedad o el sueño. Esto puede conducir a problemas graves, como interacciones entre medicamentos, adicción, o incluso sobredosis. Una interacción entre medicamentos se produce cuando dos o más fármacos reaccionan entre sí. Podría reducir el efecto de los medicamentos o causar efectos secundarios dañinos.

La mayoría de los medicamentos recetados son seguros y efectivos cuando se siguen las instrucciones del médico en cuanto a la forma de tomarlos.

¿Por qué están los adultos mayores en riesgo de abuso de medicamentos recetados?

La mayoría de los adultos mayores que abusan de medicamentos recetados lo hacen por accidente.

Toman más medicamentos que otros grupos etarios. De acuerdo con la Administración de Servicios de Abuso de Sustancias y Salud Mental (SAMHSA), alrededor de 3 de cada 10 personas entre las edades de 57 a 85 utiliza al menos 5 recetas. Esto aumenta el riesgo de errores y abuso de sustancias.

Envejecer también disminuye la capacidad del cuerpo de absorber y filtrar los medicamentos. Esto significa que un adulto mayor puede convertirse en adicto a o tener efectos secundarios por un medicamento recetado en una dosis más baja que un adulto joven.

El camino hacia una mejor salud

Una persona puede abusar de cualquier tipo de medicamento recetado. Los adultos mayores por lo general toman 2 tipos de medicamentos que tienen un alto potencial de adicción.

  • Los opioides se utilizan para controlar el dolor. Los ejemplos incluyen la oxicodona (OxyContin), oxicodona con paracetamol (Percocet), y hidrocodona con paracetamol (Vicodin). Una persona puede hacerse adicta si toma un opioide durante un largo periodo de tiempo o toma demasiado.
  • Las benzodiazepinas se usan para tratar la ansiedad, ataques de pánico, o insomnio. Los ejemplos incluyen diazepam (Valium), alprazolam (Xanax), clonazepam (Klonopin), y lorazepam (Ativan). Una persona puede convertirse en adicto si toma el medicamento durante un largo período de tiempo.

Los síntomas de abuso de medicamentos recetados pueden ser difíciles de reconocer en los adultos mayores. Esto se debe a que son similares a los síntomas del envejecimiento. Por ejemplo, la confusión y la pérdida de memoria son síntomas de ambos.

Si usted cuida de o pasa tiempo con un adulto mayor, esté atento a sus medicamentos y su comportamiento. Las siguientes son las señales de advertencia de que alguien puede estar abusando de medicamentos recetados. Si estas personas:

  • obtienen una receta para el mismo medicamento de dos médicos diferentes;
  • completan una receta para el mismo medicamento en dos farmacias diferentes;
  • toman más de un medicamento que antes o toman más de lo que se indica en la etiqueta;
  • toman el medicamento a diferentes horas o más a menudo de lo que se indica en la etiqueta;
  • se vuelven más retraídos o irritados;
  • parecen estar confundidos u olvidadizos;
  • hablan de un medicamento a menudo;
  • tienen miedo de no tomar un medicamento;
  • están a la defensiva cuando se les pregunta acerca de un medicamento;
  • ponen excusas de por qué necesitan un medicamento;
  • almacenar píldoras “extra” en su bolso o en el bolsillo;
  • esconden u ocultan los medicamentos;
  • han recibido tratamiento por abuso de alcohol, drogas o medicamentos recetados en el pasado.

Cuándo consultar al médico

Si sospecha que un adulto mayor está abusando de un medicamento recetado, póngase en contacto con su médico de inmediato. Cuéntele acerca de sus preocupaciones. El médico probablemente hará una cita para evaluar a la persona. Él o ella pueden diagnosticar si el problema es un abuso de medicamentos recetados. El médico también le ayudará a determinar el tratamiento.

Las opciones de tratamiento para el abuso de medicamentos recetados varían según la persona. Depende del tipo de medicamento, el grado de adicción, y el riesgo de sufrir abstinencia del fármaco. El tratamiento puede incluir terapia, medicamentos o ambos.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Estoy tomando medicamentos que podrían causar interacciones entre medicamentos?
  • ¿Qué debo hacer si tengo la sensación de que me he vuelto dependiente de un medicamento?
  • ¿Cuál es la mejor manera de organizar los medicamentos para no cometer un error?
  • ¿Cuáles son los síntomas de abuso de medicamentos recetados?
  • ¿Cómo sé si necesito ayuda?