Comprensión de la información de salud (Alfabetización sanitaria)

En algún momento, casi todos nosotros hemos tenido problemas para entender algo sobre nuestra salud. Tal vez nuestro médico usó una palabra que no habíamos escuchado antes. O explicó algo de una manera que no tenía sentido para nosotros. Es fácil suponer que las cosas son así cuando va al médico. Pero ese no debería ser el caso. Comprender la información sobre la salud es una parte importante de su salud. Debe saber qué significan las cosas para tomar buenas decisiones sobre su atención médica.

¿Qué es la alfabetización sanitaria?

La alfabetización sanitaria es un término utilizado para describir qué tan bien las personas pueden encontrar, procesar y comprender los servicios y la información que necesitan para tomar buenas decisiones de atención médica. Es más que la capacidad de leer y escribir. También incluye su capacidad para escuchar, seguir instrucciones, completar formularios, hacer cálculos básicos e interactuar con profesionales. Implica muchos componentes. Estos son algunos de ellos:

  • Comprender términos o nombres complicados relacionados con la salud.
  • Poder comunicarse con su médico o su personal.
  • Tener conocimientos básicos de temas de salud.
  • Tener acceso a la información que pueda comprender.
  • Saber cómo funciona el sistema de atención médica.
  • Factores personales, incluida su edad, nivel educativo y cultura.

Otra parte de la alfabetización sanitaria es la capacidad de usar las matemáticas. Necesita matemática para hacer cosas como medir medicamentos y entender las etiquetas de nutrición. También la necesita para evaluar planes de salud, como comparar las primas o los deducibles.

Todas estas cosas se suman a qué tan bien puede comprender su información de salud. Y eso determina qué tipo de decisiones toma sobre su atención médica. Mientras mejor entienda las cosas, mejores decisiones tomará.

El camino hacia una mejor salud

Hay pasos que puede tomar para mejorar su alfabetización sanitaria. Esto lo ayudará a comprender cómo funcionan las cosas para que pueda cuidar su salud de la mejor manera posible. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Solicite un lenguaje familiar. Pídale a su médico que use palabras más simples y evite los términos técnicos.
  • Solicite un intérprete si lo necesita. Cuando concrete su cita, no tema pedir un intérprete. Es importante que obtenga la atención médica que necesita y que comprenda lo que dice el médico.
  • Haga preguntas. Si su médico usa una palabra que usted no comprende, o si algo no está claro, pídale que se lo explique.
  • Pida imágenes. Si no comprende lo que le dice su médico, pregúntele si puede explicarle la información visualmente. Pueden dibujar una imagen o diagrama para explicar lo que están diciendo.
  • Traiga sus medicamentos o una lista de los medicamentos. Dígale a su médico todos los medicamentos que está tomando, incluidos los suplementos y vitaminas. Pídale que se asegure de que todo lo que está tomando esté bien y que no haya interacciones.
  • Tome nota. No tenga miedo de escribir lo que su médico le diga durante su cita. Entonces no tendrá que preocuparse por recordar todo lo que dijo.
  • Repita la información de nuevo. Cuando su médico le dé instrucciones, repítalas nuevamente en voz alta. Esto le ayudará a aclarar lo que significan y se asegurará de que haya interpretado sus instrucciones de la manera correcta.
  • Lleve a alguien con usted. Si le preocupa comprender lo que dice su médico, lleve a alguien más con usted. Puede tomar notas por usted y ayudarlo a revisar la información más adelante.

Aspectos a tener en cuenta

¿Qué sucede si no entiendo mi información de salud?

Debe comprender la información sobre su salud para poder tomar buenas decisiones sobre su atención médica. Si no entiende algo, podría dañar su salud accidentalmente. Algunos ejemplos de problemas con la alfabetización sanitaria incluyen:

  • No saber cómo vivir un estilo de vida saludable.
  • No saber cómo manejar una enfermedad crónica como la diabetes.
  • Estar confundido por las instrucciones en un frasco de medicamento.
  • No saber cómo presentar un formulario de seguro.
  • No entender cómo o cuándo hacer una cita de seguimiento.
  • No entender las instrucciones de su médico para el tratamiento.
  • No poder entender a su médico debido a una barrera del idioma.
  • No saber cómo interpretar los resultados de los análisis de laboratorio básicos.

Cualquiera de estos desafíos podría llevarnos a cometer errores en nuestra toma de decisiones sobre la atención médica.

La investigación ha demostrado que las personas que no pueden comprender la información sobre su salud tienen menos probabilidades de utilizar servicios preventivos. Esto incluye pruebas como Papanicolaou, mamografías y vacunas contra la gripe. Estas personas terminan en el hospital con más frecuencia. Gastan más en atención médica, tienen una salud general muy mala y tienen tasas de mortalidad más altas.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Puedes explicarme mi afección?
  • ¿Puede dibujar una imagen o un diagrama para explicarlo?
  • ¿Puede usar explicaciones simples?
  • ¿Cómo tomo mi medicamento?
  • ¿Tiene alguna instrucción por escrito que pueda llevarme a casa?
  • ¿Cómo puedo mejorar la comprensión de mi información de salud?
  • ¿Hay algún recurso sobre el que me pueda hablar?