Cómo los genes pueden afectar su salud

¿Alguna vez ha notado cómo el color del cabello o el color de los ojos tiende a ser hereditario? ¿O cómo algunas familias parecen tener más probabilidades de tener cáncer mientras que otras tienen múltiples casos de enfermedades cardíacas o diabetes? Estos son ejemplos de cómo los genes pueden afectar nuestras vidas.

Nuestros genes son transmitidos por nuestros padres. Ellos nos hacen lo que somos. Pero cuando se trata de enfermedades, la mayoría no son causadas solo por genes. En la mayoría de los casos, las enfermedades y otros problemas de salud son causados ​​por una combinación de genes, nuestro entorno y nuestras elecciones de estilo de vida.

¿Qué son los genes?

Los genes son segmentos de ADN dentro de cada célula. Le dicen a la célula qué hacer y cuándo crecer y dividirse. Ellos determinan características humanas específicas, como el color del cabello o los ojos. Los genes se transmiten de cada padre a sus hijos. Esto se llama herencia.

¿Cuándo los genes causan problemas?

La mayoría de los genes heredados de nuestros padres son una copia perfecta. Pero a veces hay cambios en algunos de los genes. Estos se llaman mutaciones. Cada persona tiene algunas mutaciones en sus células. La mayoría son inofensivas y no hacen ninguna diferencia en absoluto. Pero algunas pueden causar problemas. Cuando una mutación en un gen causa un problema de salud, esa afección se denomina trastorno genético.

¿Cómo causan los genes los trastornos genéticos?

Existen diferentes tipos de mutaciones que pueden causar o contribuir a trastornos genéticos.

  • Copias incorrectas. Aquí es cuando cambia la copia del gen que proviene de uno de sus padres. Estos cambios genéticos pueden hacer que sea más probable que desarrolle enfermedades como cáncer o diabetes.
  • Copias adicionales o muy pocas copias. Las personas nacen con 2 copias de cada gen (1 de cada padre). Pero a veces nacen con solo 1 copia, o incluso 3 o más copias del gen. Esto se llama variación del número de copias. Puede causar muchas afecciones, incluida la enfermedad de Parkinson y la enfermedad de Alzheimer.
  • Anomalías cromosómicas. Los humanos tenemos 23 pares de cromosomas, que almacenan nuestros genes. A veces las personas nacen con un cromosoma adicional, o les falta uno. Otras veces parte de un cromosoma se desprende y se une a otro cromosoma. Este tipo de cambios afecta a un mayor número de genes. Pueden causar problemas graves en una persona, como la trisomía 13 o el síndrome de Down.

¿Las mutaciones siempre se transmiten desde nuestros padres?

No, no todas las mutaciones son hereditarias. Algunas ocurren durante la vida de una persona. Estas se llaman mutaciones adquiridas. Algunas mutaciones adquiridas son causadas por elementos en el medio ambiente. Por ejemplo, la radiación ultravioleta del sol puede cambiar sus genes. Esto puede aumentar la probabilidad de desarrollar cáncer de piel.

¿Hay algún trastorno genético que no se ve afectado por el entorno o el estilo de vida?

Las mutaciones genéticas pueden causar miles de enfermedades diferentes. Hay un pequeño número de enfermedades que son causadas únicamente por un solo cambio genético. Los ejemplos incluyen la enfermedad de Huntington (una enfermedad degenerativa del sistema nervioso), la fibrosis quística (una enfermedad pulmonar) y la anemia de células falciformes (un trastorno de la sangre). Estas enfermedades no se pueden prevenir con opciones de estilo de vida. Pero son poco frecuentes.

El camino hacia una mejor salud

La buena noticia es que en la mayoría de los casos, los genes solos no causan enfermedades. Las enfermedades a menudo son causadas por una combinación de genes, el entorno y las elecciones de estilo de vida. Entonces, hay muchas cosas que aún puede hacer para prevenir enfermedades, incluso si tiene los genes para ello. No puede cambiar sus genes, pero puede cambiar su comportamiento.

Aquí hay algunas maneras de comenzar:

  • Siga una dieta saludable. Coma más frutas y verduras. Limite el azúcar, la grasa y el alcohol.
  • Haga ejercicios con regularidad. Cada poquito ayuda. Comience despacio y trate de realizar hasta 30 minutos de ejercicio por lo menos 5 días a la semana.
  • No fume. Si ya fuma, hable con su médico acerca de dejar de fumar. También evite el humo indirecto.
  • Consulte a su médico. Obtenga el tratamiento médico que necesite, como controlar la presión arterial alta o extirpar pólipos. Hágase una revisión anual. Su médico puede controlar cualquier afección que tenga y someterla a una revisión para detectar cualquier afección en la que pueda estar en riesgo.
  • Obtenga sus antecedentes familiares. Pregúnteles a sus familiares sobre sus antecedentes de salud. Averigüe qué enfermedades o afecciones tienen para que pueda contarle a su médico. Esto le dará una idea de a qué debe prestarle atención.

Aspectos a tener en cuenta

A través de nuestros genes, podemos estar en mayor riesgo de algunas enfermedades. Algunas mutaciones genéticas pueden aumentar nuestro riesgo de desarrollar enfermedades como cáncer, diabetes o enfermedades del corazón. Pero a menudo son nuestras elecciones las que determinan si desarrollamos la enfermedad. Por ejemplo, puede tener un gen mutado o una combinación de genes que lo haga más propenso a contraer cáncer. Si fuma, aumenta mucho ese riesgo, porque fumar también cambia sus genes. Si deja de fumar u opta por no hacerlo, reduce su riesgo. Entonces, nuestras elecciones son factores muy importantes cuando se trata de que nuestro cuerpo desarrolle enfermedades. Lleve un estilo de vida saludable y visite a su médico regularmente para reducir el riesgo de desarrollar una enfermedad, independientemente de cuáles sean sus genes.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Hay algo en mi historial familiar a lo que deba prestar atención?
  • ¿Cómo el entorno afecta si contraigo una enfermedad?
  • ¿Qué opciones de estilo de vida puedo tomar para evitar contraer una enfermedad?
  • ¿Debo realizar más pruebas de detección o revisiones ya que hay antecedentes de una enfermedad en mi familia?