Botiquín de primeros auxilios cuando su niño comienza a hacer deportes

Botiquín de primeros auxilios cuando su niño comienza a hacer deportes

Participar en deportes es ideal para mantener a los niños activos y enseñarles importantes lecciones de vida. Sin embargo, todos los deportes tienen algún riesgo de lesión. Si el entrenador de su hijo no lleva un botiquín de primeros auxilios, es fácil armar el suyo. Construya su botiquín de primeros auxilios en función del deporte específico. Algunos elementos, sin embargo, pueden ser comunes para todos los deportes.

Camino hacia una mejor salud

Algunas lesiones son comunes en todos los deportes. Esto incluye cortes, moretones, esguinces, fracturas y conmoción cerebral. Sea cual sea el deporte, comience con estos elementos esenciales para un botiquín de primeros auxilios:

  • Apósitos y vendajes (gasas, almohadillas estériles, almohadilla para los ojos, cinta adhesiva, vendaje elástico para esguinces, bolas de algodón estériles e hisopos).
  • Ungüento antibiótico de venta libre, para cortes.
  • Guantes de látex.
  • Compresas frías instantáneas.
  • Alfileres de seguridad para sujetar férulas y vendajes.
  • Un dispositivo de succión (o jeringa de cocina) para drenar cortes profundos.
  • Férula de aluminio para dedo.
  • Tijeras para cortar la gasa.
  • Máscara facial para resucitación cardiopulmonar (RCP).
  • Cobija.
  • Desinfectante de manos y toallitas con alcohol.
  • Manual de primeros auxilios.
  • Lista de números de emergencia.
  • Solución salina estéril para lavar los ojos.
  • Medicamentos analgésicos y antipiréticos. No dé aspirina a niños y adolescentes menores de 18 años de edad.
  • Bolsa impermeable o contenedor para evitar que los vendajes se mojen.
  • Protector solar para evitar quemaduras solares.
  • Aloe vera para el tratamiento de las quemaduras solares.
  • Agua para hidratación o para limpiar los restos de una herida.
  • Pañuelos descartables para detener una hemorragia nasal.

Recuerde que debe tener suministros de sobra para que duren varios eventos o prácticas deportivas. Controle su botiquín de primeros auxilios para deportes con regularidad y reponga lo que sea necesario. Además, si su hijo tiene medicamentos recetados (tales como una inyección de epinefrina para una alergia al maní), asegúrese de que siempre haya una en el botiquín. Debe reponerlo inmediatamente después de usarlo. Por último, muchos equipos deportivos viajan a lugares cercanos o más alejados. Cuando para ver jugar a su hijo, asegúrese de llevar el botiquín de primeros auxilios.

Aspectos a tener en cuenta

Prepárese para ciertas lesiones cuando su hijo juega deportes. Las lesiones más comunes producidas por el deporte incluyen:

  • Béisbol y sóftbol: Lesiones de tejidos blandos, esguinces, fracturas de huesos, cortes y moretones (por deslizarse a la base), quemaduras de sol y deshidratación.
  • Básquetbol: Esguinces, torceduras, moretones, fracturas de huesos, conmoción cerebral, raspaduras y moretones, dislocaciones, lesiones en los dientes y lesiones de tejidos blandos.
  • Fútbol americano: cerebral, huesos rotos, moretones, esguinces, distensiones, tirones musculares, lesiones en los tejidos blandos, lesiones internas (órganos lastimados o dañados), lesiones en la espalda, quemaduras de sol y deshidratación.
  • Gimnasia: Esguinces, desgarro de los músculos y lesiones de tejidos blandos.
  • Fútbol: Moretones, cortes y raspaduras, dolores de cabeza, conmoción cerebral, quemaduras solares y deshidratación.
  • Atletismo: Esguinces, desgarros musculares, raspones por caídas, quemaduras solares y deshidratación.

Trate las lesiones deportivas utilizando la sigla RISE:

  • Reposo: Siga las indicaciones del médico respecto de dejar de participar (por el tiempo que recomiende).
  • Hielo: Aplicar inmediatamente hielo a una lesión de 4 a 8 veces al día, durante 20 minutos por vez.
  • Compresión: Consulte al médico de su hijo sobre el uso de materiales de compresión (vendas, férulas Aircast, botas especiales o férulas) para tratar la lesión. Esto también protege de lesiones adicionales.
  • Elevación: Mantenga el área lesionada por encima del corazón para reducir la hinchazón.

Puede reducir el riesgo de lesión de su hijo si le recuerda que:

  • Lleve el equipo adecuado para el deporte.
  • Siga las reglas del juego.
  • Caliente haciendo algunos ejercicios antes de participar.
  • Se siente cuando se lesiona o siente dolor.
  • Debe decirle a usted o a su entrenador si tiene dolor regular en un músculo o articulación durante el entrenamiento o la práctica de un deporte.
  • Que su médico le haga un examen físico anual.

Preguntas para su médico

  • ¿Cómo puedo saber si mi hijo tiene una conmoción cerebral?
  • ¿Cuáles son los síntomas de una lesión interna?
  • Si trato la inflamación o el dolor en casa, ¿cuánto tiempo debo esperar antes de ver a un médico?
  • ¿Los exámenes físicos básicos pueden detectar una anormalidad cardíaca?