Ayuda Confiable para Empeorar los Síntomas de ERGE

Notas del médico

Lea historias de médicos de familias reales.

No asuma que está bien si algo no parece correcto. ¡Cuanto antes su médico de familia pueda abordar los problemas de salud, mejores serán los resultados!

por Dr. Katherine Beben

Sobre el Autor
Dr. Katherine Beben
Katherine Beben, MD, FAAFP, es médica de familia en el Centro de Medicina Familiar - Oconee en la zona rural de Seneca, Carolina del Sur. Esta práctica también sirve como centro académico para un programa de residencia en medicina familiar para el cual la Dra. Beben es la directora asociada del programa. También es profesora asistente clínica en el Departamento de Medicina Familiar de Prisma Health. Además de sus roles académicos, atiende pacientes de todas las edades, y sus áreas de especialidad son la salud de la mujer y la atención obstétrica.
Mostrar más

Como médico de familia, tengo el beneficio de llegar a conocer bien a mis pacientes con el tiempo. Me aseguro de que entiendan lo importante que es para ellos prestar atención a las “señales de alarma”. Saben que tomaré en serio sus preocupaciones cuando vengan a una visita al consultorio. Esto es especialmente cierto cuando veo a alguien como mi paciente Leslie (no es su nombre real). Excepto por su visita anual de revisión de salud para mujeres, ella rara vez programa una cita. Cuando ella asiste a mi consultorio, sé que algo realmente debe estar molestándola.

Leslie ha tenido enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE) durante la mayor parte de su vida adulta. La ERGE a veces se llama reflujo ácido. El reflujo ocurre cuando el ácido de los alimentos y el líquido en el estómago regresan a la garganta (esófago). Esto puede causar síntomas como un sabor ácido en la boca o una sensación de ardor en la parte posterior de la garganta, en el medio del pecho o detrás del esternón. (Obtenga más información sobre los síntomas del reflujo.)

A través de los años, he recomendado cambios en el estilo de vida para reducir el reflujo de Leslie. También hemos hablado sobre las ventajas y las desventajas de diferentes medicamentos y tratamientos para la ERGE. Durante los últimos años ha estado tomando una combinación de medicamentos de venta libre (OTC) y recetados para controlar su condición.

Leslie vino a verme porque sentía que sus síntomas de ERGE empeoraban a pesar de su tratamiento habitual. Ella me dijo que sus medicamentos ya no parecían funcionar tan bien. Tenía acidez estomacal regularmente después de las comidas y a mitad de la noche. Eso le pareció una «señal de alarma». Leslie preguntó si yo pensaba que sus medicamentos debían ajustarse. Además, admitió que le preocupaba que algo más grave pudiera estar sucediendo.

Después de escuchar con atención las preocupaciones de Leslie, le pregunté sobre cualquier cambio en su rutina diaria o actividades que pudieran haber afectado su reflujo. Ella me dijo que su dieta no había cambiado. Ella no consumía más alcohol ni tomaba ningún suplemento de venta libre que pudiera causar reflujo. Afortunadamente, no había experimentado ningún aumento o pérdida de peso inexplicable. Leslie indicó que ocasionalmente tenía náuseas que provocaban que el ardor de estómago fuera peor. Sin embargo no tenía vómitos, dolor en el pecho, ni cambios en sus hábitos intestinales. Todos estos fueron signos tranquilizadores.

Decidí aumentar la dosis de los medicamentos recetados de Leslie para controlar sus síntomas de ERGE rápidamente. Pero también necesitamos descubrir qué es lo que está empeorando su reflujo. Organicé que Leslie visitara a uno de nuestros especialistas para someterse a una EGD (esofagogastroduodenoscopía). Este procedimiento examina el revestimiento del esófago, el estómago y la parte superior del intestino delgado. Nos ayudará a ver si algo más podría estar sucediendo o si el empeoramiento del reflujo está causando alguna complicación. La EGD está programada para realizarse en unas pocas semanas. Mientras tanto, sus dosis ajustadas de medicamentos parecen estar funcionando bien y su condición ha mejorado.

Leslie podría haber seguido sufriendo con el empeoramiento de los síntomas de reflujo. Podría haber asumido que no había otras opciones para evaluar o tratar su ERGE. Pero ella confiaba en mí, su médico de familia, para tomar en serio sus preocupaciones y ayudarla a sentirse mejor.

Consejo Rápido

Es normal tener reflujo ocasionalmente. Por ejemplo, consumir alimentos grasosos o picantes, beber alcohol o comer una comida grande puede provocar acidez estomacal. En la mayoría de los casos, los síntomas del reflujo desaparecen rápidamente o por sí solos o después de tomar un antiácido o un reductor de ácido de venta libre. Sin embargo, si presenta síntomas más de dos veces por semana es hora de hablar con su médico de familia sobre la evaluación y el tratamiento.