Audición: Pérdida de la audición inducida por el ruido

Audición: Pérdida de la audición inducida por el ruido

¿Qué es la pérdida de la audición inducida por el ruido?

La pérdida de la audición inducida por el ruido es la pérdida de la audición permanente que se produce por estar cerca de ruidos fuertes durante un largo período de tiempo. También puede ocurrir después de la exposición a ruidos fuertes durante un corto período de tiempo, como un disparo de un arma de fuego o una explosión. Cuanto más tiempo se encuentran en torno a ruidos fuertes, mayor es el riesgo de pérdida de la audición.

Si el ruido daña o no su audición, depende del volumen, el tono y la cantidad de tiempo que está expuesto al ruido. La intensidad del sonido (medida en decibelios, o dB) y la duración de la exposición están relacionadas. Cuanto más alto sea el sonido, menor podrá ser el tiempo de exposición antes de que se produzcan daños. Por ejemplo, 8 horas de exposición diaria a ruido de 85 dB pueden comenzar a dañar los oídos de una persona con el tiempo. El uso de herramientas eléctricas (aproximadamente a 100 dB), escuchar con auriculares estéreo fuertes (a aproximadamente 110 dB), asistir a un concierto de rock (alrededor de l20 dB), o escuchar el disparo de un arma de fuego (entre 140 y 170 dB) puede dañar la audición de algunas personas después de exponerse sólo unas pocas veces.

¿Cuáles son los síntomas de la pérdida de la audición inducida por el ruido?

Una de las razones por la que la gente no se da cuenta del peligro del ruido es que el exceso de exposición al ruido causa pocos síntomas. La pérdida de la audición rara vez es dolorosa. Los síntomas suelen ser vagas sensaciones de presión o inflamación en los oídos, la voz que parece estar apagada o lejos, y un zumbido en los oídos que se nota cuando se encuentra en lugares tranquilos. Estos síntomas pueden desaparecer en minutos, horas o días luego de que la exposición al ruido termina.

La gente asume que si los síntomas desaparecen, sus oídos han “vuelto” a la normalidad. Esto no es realmente cierto. Incluso si no hay más síntomas, algunas de las células en el oído interno pueden haber sido destruidas por el ruido. Su audición vuelve a la normalidad si quedan suficientes células sanas en el oído interno. Sin embargo, desarrollará una pérdida de audición permanente si la exposición al ruido se repite y se destruyen más células.

El primer signo de una pérdida de la audición inducida por el ruido es no oír los sonidos agudos, como el canto de los pájaros, o no comprender lo que le dicen cuando se encuentra en una muchedumbre o una zona con mucho ruido de fondo. Si el daño continúa, la audición disminuye aún más y los sonidos de tono más bajo se vuelven difíciles de entender.

¿Cómo se puede decidir qué ruidos son demasiado altos?

Los siguientes signos deben ser una señal de alerta de que el ruido del entorno es demasiado alto:

  • Si tiene que gritar para hacerse oír por encima del ruido.
  • Si no puede entender a alguien que le está hablando a menos de 2 pies de distancia.
  • Si una persona parada cerca suyo puede oír sonidos desde el auricular estéreo que usted tiene en su cabeza.

¿Qué causas la pérdida de la audición inducida por el ruido?

El oído humano se divide en 3 partes – el oído externo, el medio y el interno. El oído interno se encuentra dentro del cráneo. Es la parte más compleja del oído. El tejido blando del oído interno está hecho de diferentes tipos de células y nervios, todos dispuestos en un patrón sobre una capa delgada de tejido. Grandes tubos llenos de líquido rodean el tejido blando del oído interno. La pérdida de la audición se produce cuando se daña el oído interno.

La exposición frecuente a ruidos fuertes o moderadamente altos durante un largo período de tiempo puede dañar el tejido blando del oído interno. Las células y los nervios en el oído interno se destruyen por la exposición continua o repetida a sonidos fuertes. Si se destruyen suficientes células y nervios, la audición se daña de forma permanente.

¿Cómo se diagnostica la pérdida de la audición inducida por el ruido?

Su médico puede ofrecer una prueba de audición que determinará si usted tiene una pérdida de la audición. Si la prueba muestra que tiene una pérdida de la audición, será derivado a un audiólogo (profesional que se encarga del cuidado del oído y la pérdida de la audición) u otorrinolaringólogo (un médico con formación especial en el oído y los trastornos de la audición) para que le realice una prueba de audición más exhaustiva. Esta prueba determinará qué grado de pérdida de la audición tiene (leve, moderada o profunda). También identificará para qué frecuencias (tonos de sonido: sonidos altos y sonidos bajos) tiene una pérdida de la audición. Por ejemplo, la pérdida de la audición puede afectar sólo las frecuencias altas (los pájaros) o las bajas (bombo).

La pérdida de la audición suele ser progresiva. Eso significa que ocurre durante un largo período de tiempo. Debido a que ocurre con el correr del tiempo, es menos probable que se dé cuenta de que le está sucediendo. Si tiene problemas para escuchar en lugares muy concurridos o le es difícil hablar por teléfono, puede ser el momento para que se haga una prueba de audición.

¿Se puede prevenir o evitar la pérdida de la audición inducida por ruido?

Seguir algunos pasos simples puede protegerlo de la pérdida de la audición inducida por el ruido.

  • Reduzca la exposición al ruido.Este paso es especialmente importante para las personas que trabajan en lugares ruidosos y que van y vuelven del trabajo en el tránsito ruidoso de la ciudad. Las orejeras especiales que protegen sus oídos están disponibles para las personas que trabajan en ambientes ruidosos (como alrededor de maquinaria pesada). También puede reducir su exposición al ruido eligiendo actividades de ocio silenciosas en lugar de ruidosas.
  • Desarrolle el hábito de usar tapones para los oídos cuando sepa que va a estar expuesto al ruido durante mucho tiempo.Los tapones de espuma desechables son baratos y están disponibles en las farmacias. Estos tapones para los oídos, que pueden eliminar hasta 25 dB de sonido, pueden significar la diferencia entre un nivel de ruido peligroso y uno seguro. Siempre debe usar tapones para los oídos al conducir motos de nieve o motocicletas, asistir a conciertos, al usar herramientas eléctricas, cortadoras de césped o sopladores de hojas, o cuando viaja en vehículos cuyo motor hace mucho ruido.
  • Utilice materiales absorbentes del sonido para reducir el ruido en el hogar y en el trabajo.Se pueden colocar alfombras de goma debajo de los electrodomésticos de cocina e impresoras de computadora ruidosos para reducir el ruido. Las cortinas y las alfombras también ayudan a reducir el ruido en espacios cerrados. Las tormenteras o las ventanas de doble cristal pueden reducir la cantidad de ruido exterior que entra en el hogar o lugar de trabajo.
  • No utilice varias máquinas ruidosas al mismo tiempo.Trate de mantener los televisores, los equipos de música y los auriculares con el volumen bajo. El volumen alto es un hábito que puede romperse.
  • No trate de ahogar el ruido no deseado con otros sonidos.Por ejemplo, no suba el volumen de la radio del coche o de los auriculares para ahogar el ruido del tráfico ni suba el volumen del televisor mientras pasa la aspiradora.
  • Controle su audición si está regularmente expuesto a ruidos fuertes en el trabajo o mientras realiza actividades de ocio.

Tratamiento de la pérdida de la audición inducida por el ruido

No hay cura para la pérdida de la audición permanente. Uno de los “tratamientos” más obvios para este tipo de pérdida de audición es evitar la exposición al ruido. Esto puede prevenir que la pérdida de la audición empeore.

Hay equipos que pueden ayudarlo a oír mejor. Dependiendo del grado de su pérdida de audición, puede beneficiarse del uso de un audífono (un dispositivo que se coloca en la oreja para magnificar el sonido). Para la pérdida auditiva profunda, usted puede calificar para un implante coclear. Un implante coclear es un dispositivo de audición electrónico que sustituye al oído interno dañado con un rayo de electrodos. Estos electrodos se implantan quirúrgicamente en el oído interno. Ellos proporcionan señales de sonido al cerebro.

Vivir con la pérdida de la audición inducida por el ruido

Escuchar le permite participar en el mundo que lo rodea. Cuando comienza a perder la audición, se siente desconectado. Incluso aislado. Usted ha aprendido la mayor parte de lo que sabe escuchando a los padres, los maestros, la televisión y la radio. La música, los sonidos de la naturaleza y las voces de sus seres queridos pueden generarle placer; las sirenas y las alarmas pueden alertarlo del peligro, incluso cuando está dormido.

La primera manera de hacer frente a esta pérdida es reconocerla. La pérdida de la audición no es algo que deba ocultar ni de lo que deba avergonzarse. Una vez que la reconozca, puede empezar a hacer frente a la pérdida y tomar medidas para corregirla, si es posible. Ser proactivo respecto a la pérdida de la audición incluso puede detener su avance (desarrollo continuo), lo que evita una mayor pérdida de la audición.

Recientemente, los investigadores han relacionado la pérdida de la audición a problemas cognitivos e incluso a la demencia. Esto significa que las personas que tienen pérdida de la audición también son más propensas a tener estas afecciones. Sin embargo, ahora los estudios están descubriendo que el tratamiento de la pérdida de la audición puede disminuir este mayor riesgo de padecer demencia.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Cómo puedo reconocer que tengo un problema de audición?
  • ¿Hay diferentes tipos de pérdida de audición?
  • ¿No soy demasiado joven para tener pérdida de la audición?
  • ¿Hay un medicamento que puede ayudar a tratar la pérdida de la audición?
  • ¿Voy a poder oír mejor con un audífono?
  • ¿Mi seguro médico cubre un audífono?