Amputación

La amputación es el acto de extirpar una parte de su cuerpo a través de la cirugía. Es más común que se extirpe un brazo, pierna, dedo de la mano o dedo del pie. Es posible que necesite someterse a una amputación si tiene:

  • Infección.
  • Un defecto o deformidad.
  • Quemaduras graves o congelación.
  • Un tumor o úlcera grave.
  • Un daño severo que no se puede corregir. Esto a menudo sucede por un accidente, como un accidente automovilístico o una explosión.
  • Enfermedad arterial periférica (PAD, por sus siglas en inglés), o gangrena (pérdida del flujo sanguíneo). Esto es más común si tiene diabetes.

Camino hacia una mejor salud

La amputación puede ser planificada o no planificada. En caso de tener un accidente traumático, puede que sea necesario someterse a una amputación de emergencia. Antes de la cirugía programada, su médico le hablará de todo el procedimiento. Puede que sea necesario someterse una amputación parcial o total. La amputación parcial puede ser sólo una parte de un dedo de la mano, dedo del pie, mano o pie. Para un brazo o una pierna, puede que el médico ampute por debajo del codo o rodilla o puede que tenga que quitar toda la extremidad. Según la causa, puede requerir múltiples amputaciones.

El tipo de amputación determinará su cirugía. El médico puede usar anestesia general para dormirlo. O puede sedarlo y utilizar una epidural para adormecer la mitad de su cuerpo. La epidural se inyecta en el líquido cefalorraquídeo en la espalda baja a través de un tubo delgado llamado catéter. El medicamento adormece la zona afectada.

Todas las cirugías deben realizarse en un hospital y requieren una estancia. Tendrá que ayunar (no comer o beber) antes de la cirugía y dejar de tomar algunos medicamentos. Si necesita someterse a una amputación y es fumador, deje de fumar. Fumar puede complicar la cirugía o la recuperación.

Después de la amputación, el médico suturará la herida y la vendará. Esto reduce el riesgo de infección o problemas en el futuro. En un primer momento, la herida se hincha o inflama. El médico puede insertar un tubo para drenar el exceso de líquido. También puede necesitar medicamentos para controlar el dolor y el malestar.

Aspectos a tener en cuenta

Al igual que con la mayoría de las cirugías, la amputación tiene algunos riesgos. Es posible que tenga una mala reacción a la anestesia o medicamento para el dolor. Existen riesgos de infección, neumonía o ataque cardíaco. Los coágulos de sangre, la trombosis venosa profunda (TVP), y el sangrado son también amenazas. Su médico le ayudará a prevenirlos en el hospital.

Después de la cirugía, es posible que necesite usar una manga o calcetín de compresión. Esto ayuda a aumentar el flujo sanguíneo y reducir la hinchazón. También sostiene y da forma a su herida. Debe tener 1 o 2 mangas/calcetines adicionales, para que pueda cambiarlos cada día. Deberá cuidar muy bien su herida. Lave la zona al menos una vez al día. Manténgala lo más limpia posible, utilizando agua tibia y un jabón suave. No deje su herida bajo el agua. Puede ablandar la piel y causar lesiones. Si la piel alrededor de la herida es áspera o seca, se puede aplicar una loción.

Comuníquese con su médico si tiene síntomas de infección, tales como:

  • enrojecimiento, calor o sensibilidad en la piel
  • aumento de la hinchazón o el dolor
  • secreción de líquido o pus.

La amputación es una operación grande y un gran cambio de vida. El tratamiento requerirá un plan de rehabilitación. Esto incluye la terapia física para mejorar la sensación y la función. Tendrá que mantener o aumentar la fuerza muscular. Usted aprenderá cómo moverse o utilizar una silla de ruedas, si es necesario.

Es común tener malestar continuo o dolor “fantasma”. Es un efecto secundario de la amputación. Hace que sienta dolor en la extremidad que le extirparon. El dolor fantasma suele mejorar con el tiempo. Hable con su médico acerca de cómo manejarlo. Pueden sugerir medicamentos u otros tipos de tratamiento. Los masajes, el estiramiento y el uso de compresas frías o calientes pueden aliviar el dolor y reducir la hinchazón. También le puede dar ejercicios mentales para superar el dolor fantasma.

Las amputaciones también causan un trauma emocional. Un grupo de apoyo o asesoramiento puede ayudarlo a procesar sus emociones. Si se siente deprimido, ansioso, o tiene pensamientos suicidas, busque ayuda de inmediato. También puede llamar a la línea Nacional de Prevención del Suicidio al 1-800-273-8255, durante las 24 horas del día.

Algunas personas cumplen los requisitos para usar una prótesis, o una extremidad artificial. Esto dependerá del tipo de amputación que se le realice y de su estado de salud. Las personas que tienen enfermedades del corazón o un sistema inmunológico débil no pueden no cumplir con los requisitos. Usted puede optar por no colocarse una prótesis. Hable con su médico acerca de los beneficios y riesgos. Existen diferentes opciones de prótesis. Algunas se enfocan más en la apariencia, y otras se centran en la función. El proceso para conseguir una prótesis puede comenzar una vez que la herida sane. Esto puede suceder varias semanas o meses después de la cirugía, una vez que la hinchazón ha disminuido. El uso de una prótesis a menudo es doloroso al principio. Usted tiene que embotar la piel alrededor de la herida. Esto permite que la prótesis calce y hace que sea cómoda a largo plazo.

Si tiene diabetes, puede ayudar a prevenir la enfermedad arterial periférica (PAD) y la amputación. Su médico de cabecera tiene que evaluar sus pies al menos una vez al año. Lo puede referir a un podólogo, según sea necesario. Controle la diabetes de acuerdo con las indicaciones del médico. Use calzado ajustado y que le quede bien. Lávese los pies todos los días y no ande descalzo. Eleve sus pies cuando se siente o se acueste para aumentar el flujo sanguíneo. Mantenga una dieta sana y sea más activo. No fume, ya que eso aumenta el riesgo de tener que someterse a una amputación. Busque atención médica si sus pies cambian de color o se inflaman, entumecen o infectan. Si tiene un corte o una herida abierta, o una uña encarnada, trátelo de inmediato.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿Qué tipo de cirugía de amputación necesito?
  • ¿Qué formas de tratamiento y rehabilitación necesitaré?
  • ¿Cuánto tiempo pasará hasta que pueda volver a trabajar?
  • ¿Qué tipos de actividades voy a poder hacer después de la amputación?
  • ¿Cómo funciona una prótesis?