Alimentación para Perder Peso: ¿Una dieta baja en carbohidratos es adecuada para mí?

Alimentación para Perder Peso: ¿Una dieta baja en carbohidratos es adecuada para mí?

Los alimentos que consume contienen calorías compuestas de proteínas, grasas y carbohidratos. Hay más carbohidratos en los alimentos que tienen azúcares y almidones. Estas incluyen cosas como pan, pasta, arroz, patatas y dulces. Una dieta baja en carbohidratos se basa en comer menos de estos alimentos.

Camino hacia una mejor salud

Se llama una dieta baja en carbohidratos y alta en grasas (LCHF, por sus siglas en inglés) cuando se sustituyen los carbohidratos con grasas saludables. En cambio, come más verduras, carne, pescado, queso, huevos y nueces.

Comer menos carbohidratos puede tener varios beneficios para la salud, tales como:

  • Bajar de peso. Esto se hace comiendo calorías más saludables y menos calorías que las que su cuerpo utiliza. Las dietas bajas en carbohidratos a menudo se combinan con comidas más pequeñas y ejercicio. También puede hacer ayunos ocasionales. La mayoría de las personas que comienzan una dieta baja en carbohidratos por primera vez, van a bajar de peso en los primeros 6 meses. Después de eso, puede mantener su peso con una dieta baja en carbohidratos.
  • Prevenir o revertir la diabetes tipo 2. Su cuerpo descompone los carbohidratos en azúcares durante la digestión. El azúcar puede aumentar sus niveles de glucosa en sangre, lo que produce más insulina. Esta hormona le indica a su cuerpo que almacene grasa en lugar de quemarla. Cuando el cuerpo quema buenos nutrientes en lugar de grasa, se siente hambre. Esto crea un círculo vicioso que puede conducir a problemas, como la diabetes tipo 2. Si usted come una dieta baja en carbohidratos, puede reducir su insulina. Hacer esto puede prevenir la diabetes tipo 2, o incluso revertir los efectos.
  • Protección contra las enfermedades crónicas. Mantener una dieta baja en carbohidratos puede ayudar a prevenir ciertas afecciones. También puede bajar el nivel de colesterol y la presión arterial. Si ya los tiene, una dieta baja en carbohidratos puede mejorarlos. Una dieta saludable también puede reducir el riesgo de enfermedades del corazón.

Aspectos a tener en cuenta

Cuando coma una dieta baja en carbohidratos, evite los alimentos con azúcares y almidones. Esto incluye pan, pastas, dulces, la mayoría de las frutas, refrescos y alcohol. También debe evitar el consumo de productos con bajo contenido de grasa o sin grasa. En cambio, elija alimentos como:

  • Verduras (frescas o congeladas)
  • Carne
  • Pescado
  • Queso
  • Huevos
  • Grasas saludables, como mantequilla, crema, aceite de oliva y frutos secos.

Es posible que tenga efectos secundarios cuando cambie a una dieta baja en carbohidratos. Por lo general, son leves y no duran mucho tiempo. Los efectos secundarios más comunes incluyen:

  • Dolor de cabeza
  • Cansancio
  • Mareos
  • Cambio anímicos
  • Mal aliento
  • Calambres musculares
  • Náuseas
  • Estreñimiento o diarrea

Hable con su médico antes de comenzar una nueva dieta. Esto es especialmente cierto si usted está embarazada, amamantando o tiene una afección de salud. Su médico puede asegurarse de que obtenga suficientes nutrientes. Podría recomendarle que tome un suplemento multivitamínico o de fibra por día. Un ejemplo es el Metamucil.

Preguntas para hacerle a su médico

  • ¿La dieta baja en carbohidratos es una dieta a corto o a largo plazo?
  • ¿Debo tomar vitaminas o suplementos mientras sigo una dieta baja en carbohidratos?
  • ¿Los niños también pueden seguir una dieta baja en carbohidratos?
  • ¿Cuáles son los efectos secundarios de cambiar a una dieta baja en carbohidratos?