Actividad física: crear un plan familiar

Actividad física: crear un plan familiar

Si le resulta difícil hallar momentos para hacer actividad física, ¿por qué no convertirlo en un plan familiar? Les dará un ejemplo duradero a sus hijos. Además, formará un hábito saludable para usted también.

Camino hacia un mayor bienestar

La Academia Estadounidense de Médicos de Familia (AAFP) recomienda que los niños realicen entre 30 y 60 minutos de actividad física por día. La AAFP alienta a los padres y a las escuelas a que esto sea una prioridad. Parece una cuestión de sentido común, pero actualmente muchos niños se entretienen con los videojuegos y la televisión. Esto conduce al sedentarismo. La AAFP desalienta los períodos prolongados de inactividad, tanto en la escuela como en el hogar.

La AAFP respalda el programa escolar de nutrición y actividad física llamado Fuel Up to Play 60. El Consejo Nacional de Lácteos, la Liga Nacional de Fútbol y el Departamento de Agricultura de los EE. UU. (USDA) se asociaron para crear este programa, que alienta a los jóvenes a llevar una vida más saludable.

Las familias pueden participar en actividades físicas de varias maneras. No tienen que ser costosas. Hay varias actividades que los miembros de una familia de diferentes edades, desde bebés hasta abuelos, pueden hacer juntos. Algunas ideas son las siguientes:

  • Caminar. Nuestro vecindario siempre es una buena opción para caminar. Si desea hacer algo diferente, diríjase al parque local cuando haga buen tiempo. Incluso puede visitar el zoológico, un campus universitario o un paseo de compras cubierto. Recuerde que toda la familia puede caminar hasta la escuela y pasear al perro. Muchas comunidades tienen parques para perros diseñados para pasear con las mascotas. Adquiera un podómetro (dispositivo para registrar los pasos) o un monitor de actividad física para saber cuánta actividad realiza. También puede descargar aplicaciones en su teléfono celular que tienen esta función.
  • Anotarse en un gimnasio o diseñar uno propio. Muchos centros recreativos comunitarios ofrecen membresías económicas para familias. Así, toda la familia podrá acceder a equipos de gimnasia, piscinas y pistas de atletismo. El YMCA suele ser el más conveniente. Si no puede costear una membresía, diseñe su propio espacio de ejercicio. Utilice latas de alimentos o jarras de agua a modo de pesas. Practique ejercicios de resistencia con un par de pantimedias de mujer. Haga un nudo con ellas para formar un círculo. Puede estirar los músculos de las piernas y los brazos con ellas. Utilice las escaleras de su casa en vez de comprar equipos de escalada. Y no se olvide del piso. Es útil para hacer abdominales, ejercicios de piernas, flexiones de brazos y actividad aeróbica. A veces, la tecnología puede ser útil. Existen muchos videos de yoga, pilates, baile y otras actividades que lo pondrán en movimiento.
  • Montar en bicicleta. Si tiene bebés o niños pequeños, existen accesorios para bicicletas con los que puede transportar a los pequeños con facilidad.
  • Nadar. Si vive en un vecindario donde hay una piscina, probablemente pague por ella, sin importar si la utiliza o no. Comience a usarla. Si vive cerca de un lago o mar donde está permitido nadar, esa puede ser otra opción de bajo costo. Siempre utilice dispositivos flotadores con los niños y siga las reglas de seguridad acuática publicadas cerca de la piscina, del lago o del mar.
  • Juegos al aire libre. Utilice su patio o vaya un parque cercano para jugar a la mancha, a la pelota, remontar un cometa, hacer burbujas o lanzar un plato volador.

Más allá de la actividad que elija, reserve un tiempo para ella. Planifique los programas familiares. Los mejores momentos pueden ser después de cenar, temprano por la mañana o durante el almuerzo.

Diviértase. Si sale a caminar siempre por los mismos lugares, innove un poco. Juegue al “veo veo” para encontrar objetos mientras caminan. Canten canciones. Hagan carreras como parte de la caminata. Añada un picnic familiar con alimentos saludables. Lleve mucha agua. Puede llevar botellas divertidas o ventiladores que lanzan agua.

Invite a amigos y familiares a participar de la actividad física. Si tiene planeado jugar a la pelota en su patio, invite a vecinos, amigos o primos.

Adapte la actividad según las edades de sus hijos. A medida que estos entren en la adolescencia, tal vez, prefieran montar en bicicleta o jugar al tenis en vez de caminar. La clave para hacer actividad física es mantener la diversión e innovar.

Aspectos que se deben tener en cuenta

Ejercitarse es importante, tanto para salud física como mental, lo que contempla lo siguiente:

  • obesidad
  • diabetes
  • algunos tipos de cáncer
  • hipertensión arterial
  • colesterol
  • enfermedad de Alzheimer
  • ansiedad
  • depresión
  • estrés
  • osteoporosis
  • mejor apariencia de la piel
  • sistema inmunológico fortalecido (para combatir resfríos e infecciones).

Hable con su médico antes de comenzar cualquier actividad física excesiva. Beba mucha agua al ejercitarse. Asegúrese de entrar en calor durante 10 minutos antes de comenzar los ejercicios diarios. También es importante elongar y estirar después de ejercitarse.

Preguntas para hacerle a su médico

  • Si ya tengo alguna enfermedad, ¿puedo hacer ejercicio?
  • ¿Tengo que hacer 30 minutos de ejercicio seguidos, o puedo dividirlo en pequeños segmentos a lo largo del día?
  • ¿Existen riesgos de excederme en la actividad física?
  • ¿Son algunos tipos de actividad mejores que otros?

Anuncio