Sobrepeso y obesidad en la niñez: ayudar a su hijo a lograr un peso saludable

Compartir:

¿Qué provoca el aumento de peso en los niños?

Los niños necesitan cierta cantidad de calorías para crecer y desarrollarse. Pero si un niño ingiere más calorías que las que utiliza, el cuerpo las almacena como grasa. En los niños que están sanos, con frecuencia un aumento de peso ocurre porque un niño ingiere más calorías de las que quema.

¿Por qué es importante que mi hijo aprenda buenos hábitos alimenticios y de ejercicio?

La buena nutrición y la actividad física regular pueden ayudar a su hijo a lograr y mantener un peso saludable. Si enseña buenos hábitos alimenticios y de ejercicio a su hijo cuando él es pequeño, esos buenos hábitos continuarán beneficiándolo a medida que crece y se convierte en adulto. Estar en forma ayuda a evitar los problemas de salud que el sobrepeso u obesidad pueden ocasionar posteriormente en la vida, incluyendo lo siguiente:

La obesidad grave puede provocar problemas en el hígado y artritis.

A un niño con sobrepeso u obeso también lo pueden molestar o burlarse de él por su peso, se puede sentir mal por su cuerpo o sentirse aislado y solo. Estos sentimientos pueden interferir con la capacidad del niño para aprender, hacer amigos e interactuar con otros.

Limite el tiempo frente a la pantalla

Limite el tiempo que su hijo pasa frente a la pantalla a no más de 1 o 2 horas al día. El tiempo frente a la pantalla incluye jugar juegos de video o computadora, navegar en Internet, enviar mensajes de texto, ver televisión o DVD. Dé un buen ejemplo limitando su propio tiempo frente a la pantalla, también.

¿Cómo puedo hacer para motivar a mi hijo a que sea más activo físicamente?

Como padre o encargado del cuidado primario, usted tiene mucha influencia sobre su hijo. Aunque usted no se dé cuenta, lo que usted hace influye en las decisiones que su hijo toma. Si su hijo observa que usted está físicamente activo de manera regular, él o ella tienen más probabilidades de estar activos también.

Haga de la actividad física parte de la rutina normal de su familia. Por ejemplo, puede sacar al perro a pasear cada mañana o jugar básquetbol antes de cenar todas las noches. Busque actividades físicas que disfrute hacer junto con su familia.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo a hacer elecciones saludables sobre los alimentos?

Al enseñar y fomentar hábitos de comida saludables, usted le está dando a su hijo herramientas importantes para vivir una vida saludable. Puede moldear la opinión de su hijo acerca de comer saludablemente al darle un buen ejemplo.

Ayude a su hijo a elegir alimentos saludables

  • Sea un buen ejemplo. Elija alimentos y bocadillos saludables para usted.
  • Coma bocadillos saludables (por ejemplo, frutas como manzanas y bananos y vegetales crudos como zanahorias y apio) que estén listos en su casa.
  • Incluya muchas proteínas bajas en grasa, vegetales y granos integrales en las comidas que prepara.
  • Sea persistente en sus esfuerzos para presentar opciones de alimentos saludables. Los niños no siempre están dispuestos a probar cosas nuevas de inmediato. Si continúa ofreciendo opciones saludables, mejorará las probabilidades de que su hijo desarrolle hábitos alimenticios saludables.
  • Enseñe a su hijo cómo hacer elecciones saludables para los almuerzos escolares.
  • Evite comer comida rápida. Si come en un restaurante de comida rápida u otro restaurante, elija las opciones más saludables que estén disponibles.
  • Olvide la regla de comérselo todo. Permita que su hijo deje de comer cuando se sienta satisfecho.
  • Evite usar la comida como recompensa. En vez de eso, premie el buen comportamiento con una actividad familiar divertida (por ejemplo, vaya al boliche en lugar de comer helado).

¿Cuándo me debo preocupar por los hábitos alimenticios o de ejercicio de mi hijo?

Observe cualquier cambio en los hábitos alimenticios o de ejercicio normales de su hijo. Por ejemplo, ¿parece que su hijo come cuando está aburrido, busca sentirse mejor o en respuesta a otras emociones? Esto se llama “comer por escape emocional.” Comer por escape emocional puede provocar un aumento de peso. También puede ser una indicación de que su hijo tiene problemas para manejar sus sentimientos como depresión o estrés.

Preste atención a las indicaciones de advertencia de un trastorno alimenticio. Estas incluyen estar muy preocupado por las calorías, sentir ansiedad por el peso de su cuerpo, no comer nada, comer en exceso o hacer demasiado ejercicio. Los trastornos alimenticios tales como anorexia y bulimia son inusuales en los niños, pero pueden ocurrir. El riesgo aumenta a medida que el niño crece y se convierte en adolescente y joven adulto.

Si tiene alguna inquietud sobre el comportamiento de su hijo, asegúrese de hablar con su médico familiar.

 

This content was developed with general underwriting support from The Coca-Cola Company.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 03/15
Creado: 01/11

Compartir:


FamilyDoctor.org icon for Spanish version of nutrition deficiency questionnaire.