Neumonía | Causas y factores de riesgo

Compartir:

¿Quién está en riesgo de desarrollar neumonía?

Usted tiene más riesgo de desarrollar neumonía si:

Es mayor de 65 años. A medida que envejece, el sistema inmunitario tiene menos capacidad para combatir las infecciones como la neumonía. Los bebés y los niños pequeños también tienen mayor riesgo dado que su sistema inmunitario aún no está completamente desarrollado.

Tiene una enfermedad o una afección que le debilita el sistema inmunitario. Cuando el sistema inmunitario está debilitado, es más fácil que tenga neumonía dado que el cuerpo no puede combatir la infección. Las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado también tienen probabilidades de desarrollar neumonía a causa de bacterias, virus y gérmenes que no provocan neumonía en personas sanas.

Las personas que tienen alguno de los siguientes problemas están en mayor riesgo:

  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), en especial si ha recibido corticosteroides inhalados durante 24 semanas o más.
  • Virus de inmunodeficiencia humana (VIH)
  • Síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA).
  • Enfermedad cardíaca.
  • Enfisema.
  • Diabetes.

Las personas que se han realizado un trasplante de órgano en forma reciente y las personas que están recibiendo quimioterapia también tienen mayor riesgo.

Trabaja en el área de construcción o agricultura. Trabajar en entornos donde inhala polvo, sustancias químicas, contaminación del aire o emanaciones tóxicas puede dañarle los pulmones y hacerlos más vulnerables a infecciones como la neumonía.

Fuma o abusa de alcohol. Fumar daña los diminutos vellos que se encuentran en los pulmones que ayudan a eliminar los gérmenes y las bacterias. El abuso de alcohol puede aumentar el riesgo de neumonía por aspiración, un tipo de neumonía que se desarrolla después de inhalar partículas en los pulmones. Esto se produce con mucha frecuencia cuando vomita e ingresan pequeñas partículas en los pulmones, dado que no está lo suficientemente fuerte para toser y expulsar las partículas. El abuso de alcohol también interfiere en la función de los glóbulos blancos (que son los responsables de combatir las infecciones).

Está hospitalizado, en especial en una unidad de cuidados intensivos (ICU). La neumonía que se contrae en un hospital (que se llama neumonía intrahospitalaria) puede ser más grave que otros tipos de neumonía. Su riesgo aumenta si está usando un respirador para que lo ayude a respirar. Los respiradores hacen que sea difícil toser y pueden atrapar los gérmenes que provocan infecciones en los pulmones.

Se ha realizado en forma reciente una cirugía mayor o ha tenido una lesión grave. Recuperarse de una cirugía mayor o de una lesión grave por lo general lo debilita. También puede hacer que sea difícil toser, que es la defensa más rápida del cuerpo para eliminar las partículas de los pulmones. La recuperación también requiere por lo general que haga mucho reposo en cama. Estar acostado boca arriba durante un período prolongado puede permitir que se junte líquido o mucosidad en los pulmones, por lo que se crea un lugar para que crezcan bacterias.

Es descendiente de nativos de Alaska o de nativo-americanos. Por motivos que los médicos desconocen, las personas de estos grupos étnicos tienen un mayor riesgo de neumonía.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 04/14
Creado: 03/09

Compartir: