VIH y SIDA | Tratamiento

Compartir:

¿Qué medicamentos se utilizan para la infección del VIH?


Se usan varias clases de medicamentos para contrarrestar la infección del VIH. Con frecuencia, los medicamentos se utilizan juntos (combinados) para reducir la cantidad de VIH en el cuerpo. Cuando se combinan diferentes medicamentos con el propósito de reducir la cantidad de VIH en su sangre hasta niveles muy bajos, el régimen de tratamiento que resulta se denomina terapia antirretroviral de gran actividad (highly active antiretroviral therapy, HAART). Su médico debe vigilarlo estrechamente cuando reciba tratamiento con estos medicamentos para saber qué tan bien reducen la cantidad de virus en su cuerpo. Su médico también desea asegurarse de que no tenga efectos secundarios como náusea, vómitos, fatiga, anemia o neuropatía periférica (una sensación de entumecimiento en sus manos y pies). Los medicamentos que se utilizan usualmente durante la HAART incluyen los siguientes:

  • Inhibidores nucléosidos de la transcriptasa reversa (también llamados "nucleósidos"): cuando el VIH infecta una célula sana, necesita el ADN de la célula o las instrucciones genéticas para generar copias de sí misma. Estos medicamentos actúan bloqueando la capacidad del VIH de copiar el ADN de una célula. Sin el ADN completo, el VIH no puede hacer copias nuevas del virus.
  • Inhibidor no nucléosido de la transcriptasa reversa: estos medicamentos también evitan que el VIH utilice el ADN de una célula sana para hacer copias de sí misma, pero de manera ligeramente diferente.
  • Inhibidores de la proteasa (en inglés se dice pro-tee-ase): estos medicamentos funcionan al evitar que las células infectadas liberen VIH en el cuerpo.
  • Inhibidor de la fusión: este medicamento funciona evitando el ingreso del virus del VIH en las células sanas de su cuerpo. Este medicamento lo inyecta un médico.
  • Inhibidor de la integrasa: este medicamento funciona al neutralizar la integrasa. La integrasa es una proteína que el VIH utiliza para insertar su material genético en el material genético de las células CD4.

¿Cuándo es el mejor momento para empezar a tomar estos medicamentos?

Casi todos los expertos coinciden en que los medicamentos para el VIH deberían empezarse a tomar antes de que el recuento de células CD4 de la persona caigan a menos de 200. La mayoría de los médicos desean que sus pacientes empiecen a tomar los medicamentos incluso antes que esto, cuando el recuento de células CD4 esté entre 200 y 500. Usted y su médico deberían hablar sobre qué medicamentos tomar y cuándo empezar a tomarlos.

¿Cómo sabe el médico si los medicamentos están funcionando?

Tres pruebas pueden medir la cantidad del virus en su sangre. Su médico puede usar esta información para determinar cómo está respondiendo su cuerpo al medicamento.

  • El recuento de células CD4: las células CD4 son una clase de glóbulos blancos (algunas veces llamadas linfocitos T o células T) en su sangre. Las células CD4 son importantes porque ayudan a su cuerpo a combatir las infecciones. Desafortunadamente, estas células también son el objetivo principal del virus que ocasiona la infección del VIH. Este virus paraliza las células CD4. En las personas que no tienen VIH, el nivel de CD4 es entre 500 y 1,200 células por mm3 (milímetro cúbico). Probablemente su médico le dará medicamentos para atacar el VIH cuando su recuento de células CD4 baje a menos de determinado nivel. Un objetivo del tratamiento para la infección del VIH es mantener su recuento de células CD4 tan alto como sea posible.
  • Carga viral: la carga viral es el número de copias de VIH en su sangre. Una persona que no tiene la infección del VIH tiene una carga viral de 0. El medicamento que recude la cantidad de VIH en la sangre se administra usualmente cuando su carga viral mide más de 10,000 a 30,000 copias virales por ml (mililitro) de sangre. Un segundo objetivo del tratamiento es bajar la carga viral lo más que se pueda.
  • CBC: el recuento sanguíneo completo (también llamado CBC) mide el número de glóbulos blancos y rojos en su sangre. Los glóbulos rojos transportan oxígeno de sus pulmones hacia todos los tejidos de su cuerpo. Los glóbulos blancos combaten las infecciones. Mantienen fuerte el sistema inmune de su cuerpo. Una caída significativa en los glóbulos rojos y una caída significativa en los glóbulos blancos puede ocurrir cuando la infección del VIH está empeorando. Esta caída también puede ser ocasionada por los mismos medicamentos que está tomando para combatir el VIH. Su médico utiliza el CBC para ayudar a decidir cuándo cambiar sus medicamentos. Su médico desea mantener sus recuentos de glóbulos blancos y rojos lo suficientemente altos como para mantenerle saludable.

¿Qué sucede durante una visita de rutina al consultorio?

Su médico verificará varias cosas para determinar si su infección de VIH ha avanzado. Su médico le preguntará sobre sus síntomas. Observará cualquier señal de que la infección del VIH esté empeorando. Su médico también realizará pruebas de sangre para verificar su recuento de células CD4 y su carga viral. Algunas cosas que pueden indicarle a su médico que su infección de VIH ha empeorado desde su última visita son las siguientes:

  • Nuevos síntomas de náusea, vómitos, fatiga, fiebre, dolor de cabeza, escalofríos, sudoración nocturna, tos, dificultad para respirar o diarrea.
  • Señales de pérdida de peso, aftas en la boca (como ampollas, la cual es una candidiasis) o nodos linfáticos más grandes (glándulas ubicadas en el área de su cuello, axilas y caderas).
  • Una disminución en el recuento de células CD4 en su sangre.
  • Un incremento en la carga viral de su sangre.

¿Con qué frecuencia deseará verme mi médico?

Probablemente su médico deseará verle cada 6 meses, mientras que su recuento de células CD4 sea más alto que 500. Probablemente su médico deseará verle cada 3 meses si su recuento de células CD4 es más bajo que 500. Sin embargo, si toma un medicamento nuevo, su médico deseará verle con más frecuencia, para verificar su respuesta al medicamento o ver si su infección de VIH está empeorando.

¿Qué más puede ayudarme?

Algunos medicamentos pueden ayudar a prevenir otras infecciones y complicaciones que llegan cuando el VIH reduce la resistencia de su cuerpo (hace que su sistema inmunológico se debilite). A continuación encontrará algo que puede ayudar a las personas con VIH:

  • Una vacuna contra la gripe cada otoño le ayuda a evitar la gripe.
  • Una vacuna cada 5 a 7 años puede evitar la neumonía ocasionada por la bacteria llamada Streptococcus pneumoniae. Es más fácil que las personas que tienen VIH contraigan este tipo de neumonía.
  • Una prueba cutánea para la tuberculosis (TB) cada año puede indicar si tiene TB. TB es una enfermedad muy grave, especialmente en personas que tienen VIH.
  • Una prueba de Papanicolaou para que las mujeres verifiquen si existe displasia (una condición previa al cáncer) y cáncer de cérvix. Ambas condiciones ocurren con más frecuencia en mujeres que tienen la infección de VIH. Al principio, las pruebas de Papanicolaou se realizan cada 6 meses. Después de que 2 pruebas de Papanicolaou continuas den resultado normal, posiblemente se la tendría que realizar una vez al año.
  • Una prueba de Hepatitis B para las personas que están en riesgo de la Infección de Hepatitis B. Usted se encuentra en riesgo de esta infección si se inyecta drogas. Si la prueba muestra que no tiene la infección de hepatitis B, es posible que su médico desee que se administre la vacuna contra la hepatitis B para protegerle de contraer la infección.
  • Un medicamento llamado TMP-SMZ puede ayudar. Este antibiótico se le administraría si su recuento de células CD4 era menor que 200. Ayuda a prevenir la neumonía ocasionada por los hongos Pneumocystis jiroveci (anteriormente llamada Pneumocystis carinii). Este antibiótico también ayuda a evitar otra infección, llamada toxoplasmosis.
  • Azitromicina, claritromicina y rifabutina pueden ayudar cuando su recuento de células CD4 es menor que 50 a 75. Estos evitan que contraiga una infección ocasionada por la bacteria llamada Mycobacterium avium.

Nota sobre las vacunas

A veces la cantidad de una vacuna determinada no alcanza para la cantidad de personas que la necesitan. Más información...

¿Qué depara el futuro?

La terapia de combinación de medicamentos ha cambiado la enfermedad del VIH de ser el asesino principal de adultos jóvenes a una enfermedad crónica que puede controlarse durante décadas. Sin embargo, aunque puede tomar medicamentos contra el VIH y sentirse bien, todavía podría contagiar el virus a otras personas a través de sexo no seguro o transfusiones de sangre. Los medicamentos no matan al virus; simplemente mantienen su sistema inmunológico lo suficientemente fuerte como para evitar el SIDA o reducir su velocidad.

Se están desarrollando y probando medicamentos nuevos que pueden tomarse con menos frecuencia y que son más poderosos para retraer el virus. Sin embargo, pueden transcurrir unos cuantos años antes de que estos medicamentos estén disponibles.

Fuente

How to Recognize and Treat Acute HIV Syndrome by BL Perlmutter, M.D., Ph.D., JB Glaser, M.D., and SO Oyugi, M.D. (American Family Physician agosto 01, 1999, http://www.aafp.org/afp/990800ap/535.html)

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 04/14
Creado: 01/96

Compartir: