Infecciones del oído | Tratamiento

Compartir:

¿Cuál es el tratamiento para las infecciones del oído?

El tratamiento para las infecciones del oído puede incluir cualquiera de lo siguiente:

  • Si su médico considera que la infección es ocasionada por bacterias, podría recetar un antibiótico (los antibióticos no funcionan para las infecciones ocasionadas por virus). Su médico podría postergar el uso de antibióticos en niños entre 2 y 12 años con síntomas leves, si existe la posibilidad de que el médico pueda observar los síntomas del niño durante 48 o 72 horas. Es muy importante que siga las instrucciones para darle el medicamento a su hijo.
  • Los analgésicos como el acetaminofén (nombres de marca: Tylenol para niños o bebés) e ibuprofeno (nombres de marca: Advil o Motrin para niños) pueden ayudar a que su hijo se sienta mejor y a disminuir la fiebre. Los pacientes menores de 18 años no deben tomar aspirina si tienen o se están recuperando de la fiebre, síntomas de gripe o varicela debido al riesgo de contraer una afección grave, y algunas veces fatal, llamada síndrome de Reye.
  • Una almohadilla térmica tibia (no caliente) sobre la oreja también puede ayudar a aliviar el dolor del oído.
  • Su médico también puede recetar gotas para el oído para aliviar el dolor.

 

Advertencia de la FDA

La Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) recomienda no usar velas para los oídos. Las velas para los oídos pueden provocar lesiones graves y no existe evidencia que respalde su eficacia. Para obtener más información, visite el sitio web de FDA.

¿Necesitará mi hijo tomar antibióticos?

Su hijo necesitará antibióticos si el líquido continúa presente después de algunos meses, y está ocasionando pérdida auditiva o problemas auditivos en ambos oídos. Por este motivo, unos meses después de una infección del oído, se deben revisar los oídos de su hijo. Si el líquido todavía está allí, el siguiente paso podría ser una prueba auditiva. Su médico también podría recomendar el uso de antibióticos si su hijo es menor de 6 meses o si le dan infecciones frecuentes del oído medio.

¿Por qué no puedo simplemente tratarlo con antibióticos en este momento?

Administrar a su hijo antibióticos que no necesita puede ser dañino. Después de cada tratamiento con antibióticos hay más probabilidades de que los gérmenes en la nariz y garganta se vuelvan más resistentes. Los gérmenes resistentes no se pueden eliminar con antibióticos normales. Se deben utilizar antibióticos más costosos y potentes. Algunos de estos antibióticos se deben administrar en el hospital y sus efectos secundarios pueden ser muy incómodos e incluso peligrosos. Ya que el líquido en los oídos generalmente no molesta a los niños, es mejor esperar y solo darles antibióticos cuando sea necesario.

¿Qué sucede si el líquido no se elimina por sí solo?

Si el líquido continúa presente durante más de algunos meses, probablemente su médico desee examinar la capacidad auditiva de su hijo. Su médico podría recomendarle el uso de tubos auditivos (también se les conoce como sondas de timpanostomía) para drenar el líquido. Los tubos auditivos también podrían disminuir la incidencia de infecciones del oído en su hijo.

¿Qué son los tubos auditivos?

Los tubos auditivos son tubos plásticos pequeños que ayudan a equilibrar la presión en los oídos de su hijo. Estos permiten que el aire ingrese al oído medio para que el líquido se pueda drenar por las trompas de Eustaquio. Se colocan dentro del tímpano (que también se conoce como membrana timpánica) durante la cirugía y se quedarán en este lugar entre 6 a 9 meses en promedio.

Los tubos por lo general se quedan en su lugar hasta que se caen por sí solos o el médico decide que su hijo ya no los necesita más. Algunas veces puede ser necesario utilizar otros tubos.

Colocar tubos en los oídos requiere una operación y esto representa ciertos riesgos. Su hijo necesitará anestesia general para insertar el tubo. Su médico hablará con usted acerca de los riesgos, si cree que su hijo necesitará tubos auditivos.

¿Cómo debo usar las gotas para los oídos?

Su médico le indicará durante cuánto tiempo y con qué frecuencia deberá usar las gotas para los oídos. Entibie el frasco en sus manos antes de colocar las gotas en su oído. Si las gotas para los oídos están tibias esto podría evitar la incomodidad cuando las gotas ingresan al oído. Si mueve el lóbulo de la oreja hacia atrás y hacia adelante después de colocarse las gotas también podría ayudar a que el medicamento ingrese más profundo dentro del canal auditivo.

Bibliografia

Vea una lista de los recursos que se usaron para desarrollar esta información.

Escrito por personal editorial de familydoctor.org.

Revisado/actualizado: 08/16
Creado: 01/99

Compartir: